domingo, 21 abril 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

ULA aprueba reglamento para prevenir y atender violencia basada en género

El anuncio fue dado a conocer por el rector Mario Bonucci el pasado 8 de marzo, en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer.

El reglamento interno de la Universidad de Los Andes (ULA) para la prevención y atención en casos de violencia basada en género contra las mujeres o en casos de discriminación fue aprobado por el Consejo Universitario el pasado 5 de febrero, y entrará en vigencia 30 días después de que se publique en la Gaceta Universitaria.

La normativa nació de una propuesta de protocolo promovida en 2021 por la ONG Aula Abierta, y fue presentada ante el Consejo Universitario por el movimiento estudiantil. En la redacción del reglamento definitivo participaron representantes de organizaciones feministas de Mérida y de la sociedad civil, así como lideresas universitarias, quienes contaron con la asesoría del Servicio Jurídico de la ULA. La Comisión de la Universidad de Los Andes contra la Violencia de Género (ULA Mujer) participó en las reuniones en las cuales se acordó el contenido de esta normativa.

En Venezuela, además de la ULA solo la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) cuenta con un protocolo para la prevención y atención en casos de acoso y violencia sexual, mientras que la Universidad Central de Venezuela (UCV), ya cuenta con una comisión que trabaja en la elaboración del Protocolo de prevención y sanción para casos de abuso, violencia y acoso en la universidad.

El reglamento de la ULA tiene por objeto establecer el marco normativo institucional, que permita regular la actividad administrativa orientada a la prevención y atención en casos de violencia basada en género contra las mujeres o en casos de discriminación en la Universidad de Los Andes. Para garantizar su cumplimiento, el Consejo Universitario designó la Comisión General Contra la Violencia Basada en Género y Discriminación, conformada por tres miembros y sus respectivos suplentes.

Marcha y exigencias al Ministerio Público

ULA Mujer se sumó al conjunto de organizaciones feministas que lideraron distintas actividades en Mérida para recordar los motivos que impulsan la lucha de las mujeres por alcanzar la igualdad de derechos y la equidad de género. El Día Internacional de la Mujer se proclamó en 1977 por la Asamblea General de Naciones Unidas. El tema general de este años es Invertir en las mujeres: acelerar el progreso.

Decenas de mujeres en Mérida marcharon desde la Plaza de Milla hasta la sede del Ministerio Público, donde exigieron justicia para las víctimas de violencia de género. Holaya Peña, coordinadora de ULA Mujer, se expresó en nombre de todas las manifestantes para denunciar la falta de atención y revictimización que en muchos casos ejerce la Fiscalía Nº 20, cuyos fiscales cometen violencia institucional contra víctimas, familiares y sobrevivientes de violencia basada en género.

Peña también recordó que las organizaciones feministas aún no reciben respuestas satisfactorias a las peticiones por escrito que, desde hace tres años, cada Día Internacional de la Mujer presentan ante esta institución.

201 pares de zapatos

Luego de manifestarse frente al Ministerio Público, las activistas marcharon hasta el Rectorado de la ULA, donde el rector Mario Bonucci anunció la aprobación del referido Reglamento. Mayda Hočevar, directora del Observatorio de Derechos Humanos de la Universidad de Los Andes (ODH-ULA), celebró la aprobación de esta normativa y resaltó la importancia de educar y sensibilizar a la comunidad universitaria acerca de la violencia basada en género.

Seguidamente, las manifestantes se trasladaron a la Plaza Bolívar de la ciudad de Mérida, donde finalizaron las actividades por el Día Internacional de la Mujer colocando 201 pares de zapatos en el piso, cada uno en recuerdo de las víctimas de los femicidios registrados en Venezuela durante 2023.

ULA Mujer y el ODH-ULA celebran la aprobación del primer reglamento de una universidad pública venezolana para prevenir y atender la violencia basada en género, cuyo fin último es disminuir los casos de este tipo de violencia como consecuencia de una mayor educación y sensibilización sobre el tema, así como del establecimiento de parámetros que impidan la ejecución de acciones violentas en espacios de la Universidad de Los Andes.