miércoles, 10 de agosto de 2022

Restricciones de la Sundde para ajustar mensualidades afecta operatividad de colegios en Puerto Ordaz

Los centros educativos no alcanzan a cubrir la estructura de costos, esto sumado a la alta morosidad de padres y representantes, en el caso del colegio Gonzalo Méndez conllevó a reducir en 41% el salario de los docentes.

Los centros educativos no alcanzan a cubrir la estructura de costos, esto sumado a la alta morosidad de padres y representantes, en el caso del colegio Gonzalo Méndez conllevó a reducir en 41% el salario de los docentes.

En Venezuela ofrecer y tener acceso a educación privada se hace cuesta arriba. La galopante hiperinflación afecta las estructuras de costos de mantenimiento de las instituciones y el pago de personal docente y administrativo, lo cual se suma a las dificultades económicas de padres y representantes.

Tal es el caso del Instituto Combinado Gonzalo Méndez, en Puerto Ordaz, centro educativo que se vio obligado a decretar el cierre técnico de su área administrativa y a reducir el salario de los profesores.

José Ramón Rodríguez, propietario del colegio Gonzalo Méndez, considera que la situación es consecuencia de la falta de comprensión y análisis de la estructura de costos de la institución por parte de la Superintendencia Nacional para la Defensa para los Derechos Socioeconómicos (Sundde).

Inicialmente, la mensualidad sería de 33 dólares, pero en septiembre del año pasado la Sundde impuso una cuota de 9 dólares.

 

Es importante que la gente conozca que dentro de la institución estamos trabajando. A veces pareciera que no es así, pero aquí se trabaja todos los días, no solo los profesores, el personal obrero, administrativo y eso genera gastos”.

“No nos imaginamos nunca de dónde sacaron esa cuota de 9 dólares, porque con 9 dólares no se puede comprar ni un bombillo, es algo desastroso. Dijimos que a lo mejor quieren acabar con el colegio. Nos dirigimos a Caracas a hablar con los directivos nacionales y entregamos toda la información, porque según harían un análisis y nos pondrían una cuota mensual”, explicó Rodríguez.

A través de una providencia les informaron que el monto finalmente sería de 20.42 dólares, pero la Sundde no presentó informe técnico que justifique la imposición de dicho monto.

“La situación del colegio es culpa de la Sundde, no es de los representantes. El Ministerio de Educación sabe de la situación del colegio y está de acuerdo con que se aumente la mensualidad. El rector de la educación está de acuerdo, pero la Sundde dice que no sin dar un informe técnico. De allí surge que los representantes, en su gran mayoría, no han pagado y tenemos una morosidad que llega casi a los 80 mil millones de bolívares. Si la gente no paga, no está de acuerdo con que los profesores necesitan su sustento, ¿qué hacemos?, hacemos un cierre técnico de la parte administrativa para buscar la solución al problema que hay. El colegio en sí no está cerrado”, aclaró.

Reducción de salarios

De acuerdo con información ofrecida por la directiva en rueda de prensa, el gasto de nómina de los docentes está por el orden de los 5 mil dólares mensuales, sin incluir prestaciones sociales.

“Hemos tenido que rebajarle al personal el 41%, es algo increíble. Hemos sacado todos los fondos para ir pagando mensualmente (…) Aquí no hay problema con los padres y representantes, ellos estaban pagando. Empezamos en septiembre con 33 dólares y todo el mundo pagaba, vino la medida del Sundde a 9 dólares y allí empezó la debacle. Es tan así que, representantes por las redes invitaban a no pagar. ¿Cómo hacemos para este 15 pagarle a nuestro personal? No tenemos fondos, y aquí se requieren por lo menos 10 millardos para pagare a todo el personal del colegio (70 trabajadores)”, agregó Rodríguez.

Educadores manifestaron su apoyo a la institución, mientras esperan que se llegue a un acuerdo que los beneficie.

“Por la medida que se tomó en diciembre, automáticamente nos fue bajado nuestro sueldo y estamos devengando 40% menos de lo que ya veníamos devengando. Estamos prestos y dispuestos a un proceso de enseñanza, formación y aprendizaje con ética, con profesionalismo, sentido de pertenencia”, manifestó Luis José Muñoz, maestro del Gonzalo Méndez.

 

No nos imaginamos nunca de dónde sacaron esa cuota de 9 dólares, porque con 9 dólares no se puede comprar ni un bombillo, es algo desastroso… Nos dirigimos a Caracas a hablar con los directivos nacionales y entregamos toda la información”.

“Estamos trabajando día a día, es importante que la gente conozca que dentro de la institución estamos trabajando, se generan gastos. A veces pareciera que no es así, pero aquí se trabaja todos los días, no solo los profesores, el personal obrero, administrativo y eso genera gastos. Es importante recibir el apoyo de los representantes que son quienes hacen posible que recibamos un salario digno. Estamos ganados a seguir trabajando, dando lo mejor, formando ciudadanos de ética y moral”, agregó la profesora Lilian Márquez.

La matrícula actual de alumnos es de 1.153. Uno de los reclamos de una parte de los representantes siempre ha sido que por no haber clases presenciales no se generan gastos. La directiva destacó que, a pesar de la pandemia, los servicios básicos incrementaron sus costos. Señalaron que el de agua pasó de 15 millones de bolívares a 200 millones, y el de electricidad de 30 millones a 400 millones de bolívares.

Yelitza Lobo, madre y representante desde hace 15 años, dijo sentirse identificada con la institución a la cual respalda.

“Mi hija sufrió de bullying y sentí bastante apoyo, por eso mi sentido de pertenencia. Yo soy madre soltera, trabajo en CVG y hago el mayor esfuerzo para reunir el dinero, pagar y ponerme al día con el colegio. Ellos hacen algunos acuerdos, podemos hacer un acta-convenio de pagos, porque nosotros pagamos calidad aquí hay docentes de calidad, trabajamos para que ellos también puedan percibir un sueldo digno porque a pesar de ser docentes, también son madres y padres de familia”.

El colegio se escuda también en la resolución 024 del Ministerio de Educación, para el ajuste de la mensualidad. Sin embargo, fue la Sundde la que también paró este proceso, alegando que el comité de costos está viciado. Sin embargo, recordaron que por resolución presidencial están suspendidas todas las asambleas, por lo que se ratificó el comité ya existente.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img