miércoles, 24 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Nuevos programas formativos de la UCAB buscan conectar a jóvenes y empresas

La academia de moda, la academia gastronómica, una nueva sala de deportes electrónicos y la vieja escuela de arquitectura forman parte de la oferta diseñada para atender las demandas de jóvenes y apoyar a las empresas venezolanas.

La academia de moda; la academia gastronómica; una nueva sala de deportes electrónicos y la vieja Escuela de Arquitectura. Detrás de los programas formativos que la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) dio a conocer este 2022 hay dos aspectos esenciales: una oferta adaptada a las nuevas demandas de jóvenes y el apoyo de empresas venezolanas.

Los nuevos programas son consecuencia de un plan estratégico que busca conectar, diversificar y consolidar la calidad de los saberes ucabistas. Gustavo García Chacón, vicerrector administrativo de la casa de estudios, dijo a Crónica.Uno que la universidad está trabajando “muy intensamente” en la transferencia de conocimientos hacia la sociedad.

En mayo de 2022, la segunda mejor universidad privada en el país, según el ranking QS, inauguró la Academia de Moda UCAB “en alianza en 70% con la industria”. También está próxima a inaugurarse una Academia Gastronómica que es una iniciativa conjunta con Automercados Plaza’s.

Adaptados al contexto

En total, al UCAB ha creado seis nuevos espacios desde 2020, entre ellos la Academia de E-Sports; una sala de impresión 3D y tres aulas tecnológicas. En 2019 inauguró su jardín ecológico, el techo verde.

Estos espacios son parte de opciones formativas que buscan involucrar a las empresas, así como las cátedras empresariales en las que participan Beco, Mercadolibre, Farmatodo, Banesco y Banco Provincial.

Además, la casa de estudios ha desarrollado capacitaciones para diferentes perfiles profesionales y apuesta por el desarrollo de competencias técnicas.

De acuerdo con García Chacón y la Encuesta Nacional de la Juventud (Enjuve 2021), los jóvenes solicitan una formación más expedita para insertarse al mercado laboral.

“Como parte de la diversificación apostamos al desarrollo de competencias técnicas relevantes para los jóvenes y tienen que ver con la apropiación de una tecnología de vanguardia ahora que la universidad la tiene disponible, como la de prototipismo e impresión 3D”, añadió.

Oportunidades de becas dependen de empresas

Daniella Salomón es encargada de la Dirección de Promoción, cuya misión es atraer inversionistas para financiar los proyectos de la UCAB. Actualmente se dedica a conseguir fondos para que la Dirección de Cooperación Estudiantil pueda otorgar becas.

La UCAB ha ofrecido ayuda económica desde su segundo año de fundación, pero “ahora es más difícil alimentar el programa de becas”, dice Salomón.

Entre 2013 y 2020 el sector empresarial en el país se redujo debido a la crisis económica. En este período, Promoción acudió a encuentros con egresados en Estados Unidos que se paralizaron por la pandemia por COVID-19.

Entonces la dirección volvió a reunirse nuevamente con empresarios, pero “la pandemia los golpeó financieramente” también. Ahora los aliados se ofrecen a becar a un número reducido de estudiantes.

Dentro de las “nuevas fórmulas” de generar alianzas que mencionaba el vicerrector García, está incluido un mayor contacto entre la empresa y el estudiante que beca. Así se reconoce el valor que genera presentarse ante el becario como un posible empleador.

En cada reunión, Salomón explica que invertir en la educación de los jóvenes es beneficioso para las organizaciones porque genera mejores talentos para sumar a sus equipos.

Autogestión de las escuelas

Asimismo, Salomón comentó que cada escuela o departamento puede autogestionarse para conseguir recursos. Tal es el caso de la Facultad de Ingeniería, que ha contado con apoyo del sector bancario.

Por otro lado, la Escuela de Educación ha buscado benefactores internacionales para ofrecer becas completas a sus estudiantes, pero no ha prosperado. Su director, Carlos Calatrava, admitió frente a jóvenes interesados en la carrera que el propósito de graduar docentes en Venezuela no es prioritario en el contexto internacional de hostilidades.

Educación es un ejemplo de adaptación a las nuevas demandas de formación. En el tercer año de la carrera se puede optar por un técnico superior universitario, o solicitar un traslado externo si ya se cuenta con uno.

Además, el Programa Especial en Licenciatura de Educación a Distancia (Preslied) ofrece la oportunidad de obtener la titulación en dos años, si el interesado estudió antes una carrera afín a alguna de las menciones de educación que ofrece la UCAB.

También es ejemplo de la creación de alianzas para innovar. Este año académico, Educación estrenó la mención de Idiomas Modernos-Inglés con la cooperación de la Embajada de Estados Unidos.

Las diversas necesidades venezolanas afloran en la universidad

Desde su fundación la UCAB ha intentado mostrar la mejor versión del país en medio de la coyuntura. Por ello no se escapa de una competencia por recursos escasos.

En ese sentido, García explica que el aporte más importante que puede hacer la empresa se define a partir de su razón de ser. Asegura que ahora el sector privado entiende que su contribución a la universidad está guiada por un propósito más allá de la “mera filantropía”.

El pasado 8 de junio la UCAB celebró el ser la única universidad venezolana incluida en el Impact Ranking 2022.

El listado anual evalúa el desempeño de las universidades de todo el mundo en función del trabajo que realizan en pro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), metas que adoptó la Organización de Naciones Unidas para mejorar, antes del año 2030, las condiciones de vida de la población mundial.

En Latinoamérica está posicionada como una las 100 universidades más sustentables según el UI Green Metric University Ranking 2021.