jueves, 29 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Ministerio de Educación ajusta cronograma sobre la marcha para iniciar clases el 3 de octubre

El Ejecutivo cambió dos veces en menos de un mes la fecha establecida para el inicio a clases hasta que finalmente, a dos semanas de comenzar el período escolar 2022-2023, la ministra de Educación anunció que será el 3 de octubre.

La ministra de Educación Yelitze Santaella informó la noche del sábado, a través de su cuenta en Twitter y por las cuentas oficiales del ministerio, que ya estaba listo el nuevo cronograma escolar para el período 2022-2023 que marca el regreso a clases para el próximo 3 de octubre. La información llega el fin de semana antes de lo que había sido la fecha inicial anunciada por la misma Santaella, el pasado 5 de agosto.

Semana a semana, padres, madres y representantes han estado tanteando con las directivas de las escuelas cuándo será el inicio oficial de clases, en vista de la imprecisión por parte del despacho educativo de lo que debería ser el período más planificable de la vida escolar. Y por otro lado, los docentes han denunciado que mientras no se solventen los pagos pendientes que los han mantenido en protestas durante todo el período vacacional, no se reintegrarán a las aulas.

La candelita Onapre

El primer anuncio ministerial hecho durante la primera semana de agosto -que fijaba el tradicional retorno a clases para la segunda quincena de septiembre- coincidió con la ola de protestas que ocurrieron en todo el país derivadas del pago fraccionado e incompleto del bono vacacional a los docentes, ordenado a través del polémico instructivo Onapre.

Representantes del gremio docente declararon que era inviable regresar en septiembre luego del conflicto con el Gobierno por la implementación del instructivo que llegó a su punto más álgido debido al pago incompleto de su bono vacacional. En medio de una protesta frente al Ministerio de Educación, el 27 de julio, los educadores advirtieron a viva voz que si no les pagaban el monto completo de su bono vacacional, no se reincorporarían a las aulas para el nuevo año escolar.

“Ya el regreso a clases no puede darse el 16 de septiembre. Una vez que se dé el pago es cuando comenzarán a correr nuestras vacaciones. Los maestros se van a incorporar para el mes de octubre”, dijo Gricelda Sánchez, dirigente sindical del gremio de docentes y directora de la ONG Fordisi Venezuela.

Las protestas seguían y aún sin reconocerlo expresamente, tres semanas después de la primera fecha anunciada por Santaella, hubo cambio de seña por parte del gobernante Nicolás Maduro, al anunciar que la nueva fecha para el inicio del año escolar sería entre el 5 y 12 de octubre, lo que significaba un retraso de 12 días hábiles dentro del cumplimiento del cronograma escolar que establece un mínimo de 180 días de actividades académicas.

Este cambio de fecha notificado el 27 de agosto no lo informó la titular del despacho educativo sino la vicepresidenta Sectorial para Ciencia, Tecnología, Educación y Salud, Gabriela Jiménez. Tampoco se establecía un día específico, siempre un lapso aproximado y sin precisión.

Ante el transcurrir de los días y la falta de información oficial, la Asociación de Institutos Educativos Privados (Andiep) extendió la solicitud a los directivos de los colegios privados para que el reinicio de las clases se mantuviera para la segunda quincena de septiembre -tal como lo establece el calendario escolar- para los estudiantes de educación inicial y primaria, y luego el inicio correspondiente a educación media que debe regresar a las aulas el primer día hábil de octubre, como lo establece el artículo 54 del reglamento de la Ley Orgánica de Educación.

En el resumido cronograma escolar presentado por la ministra Santaella, el ajuste de días para cumplir con el calendario mínimo se observa en la fecha de finalización del primer lapso, que el ministerio estima terminar el viernes 16 de diciembre, antes del receso por el asueto navideño, una fecha que se extendería casi una semana más de lo habitual.