sábado, 25 de junio de 2022

Elevada morosidad pone en aprietos a colegios privados de Puerto Ordaz  

La cobranza se ha vuelto un dolor de cabeza para las instituciones educativas privadas en tiempos de pandemia lo que obligó a implementar clases en línea.

@g8che 

La paralización laboral y económica por la cuarentena ha mermado los ingresos de la población impactando en el poder de compra de bienes y servicios, una situación que ha impedido el pago oportuno de las matrículas en los colegios privados.

La directora de una unidad educativa en Puerto Ordaz, que prefirió no identificarse, reveló que 14 instituciones afrontan impagos de dos y tres meses. “En mi colegio he tenido morosidades de cuatro meses, es decir que inscribieron y no pagaron más”, dijo. Señaló que hace 15 días en un salón de 30 alumnos había al menos 10 estudiantes con hasta cuatro meses de atraso en los pagos.

Para la educadora, la cobranza se ha complicado con las clases en línea porque el representante ignora los llamados de atención solicitando el pago de las mensualidades. “Se le hacen llamadas telefónicas y cuando uno se identifica que es el colegio, trancan el teléfono”, afirmó.

Relató que más allá de que la institución no esté recibiendo estudiantes, los impuestos, el mantenimiento de equipos, las tarifas de agua y electricidad han aumentado. “Los mantenimientos hay que hacerlos con o sin alumnos porque las goteras siempre salen, se dañan igual los aires acondicionados”.

Señaló que hay personas que por más que tienen recursos económicos y adquieran el compromiso de las mensualidades sabiendo el costo de estas, de igual forma no pagan porque saben que la educación es un servicio no se le negará al estudiante por deudas.

A la directora le horroriza la idea de cerrar porque es un espacio que perdería la ciudad y que dejaría a trabajadores sin empleo. “Estamos haciendo todo lo posible e imposible por no naufragar”, expresó.

Porcentajes de morosidad altísimos

Los impagos han generado que los trabajos de mantenimiento de la infraestructura se hayan dejado de lado. “Estamos trabajando única y exclusivamente para pagar nómina”, señaló una directora de un colegio en la parroquia Unare que prefirió no identificarse. Estima que la morosidad en su escuela supera el 70%.


Los colegios cobran entre 15 y 30 dólares las mensualidades, dificultando el pago por parte de quienes reciben salario mínimo o ingresos por debajo de los 50 dólares | Fotos William Urdaneta
     

La directora consideró que los representantes han dejado de pagar las mensualidades al estar dando clases en línea por la creencia de que los gastos se redujeron y se está trabajando menos. “El triple estamos trabajando, es muy forzado”, relató.

Para la profesora, las presiones de la Superintendencia Nacional para la Defensa para los Derechos Socioeconómicos (Sundde) contra el sector educativo y la seguridad de los representantes de que sus hijos no serán sacados de la institución, ha generado que los padres dejen de sentir la responsabilidad por pagar las mensualidades. “Representantes sinvergüenzas no te pagan en todo el año”, acotó.

Señaló que, aunque siguen pagando impuestos y recibos como el de electricidad, el cual llegó por encima de los 470 millones de bolívares, han tenido que dejar de hacerles el mantenimiento a los equipos y la estructura de la institución con el riesgo de irlas perdiendo. “Aunque no asistan los niños, el colegio hay que pintarlo (…) es como la casa, si tienes una casa vacía, la casa se te va a desmejorando”, dijo.

“La gente no quiere entender que el colegio privado es una empresa privada”, recriminó. Aunque la educadora entiende la crisis económica y la emergencia humanitaria, señala que hay padres que pudiendo hacerlo, no pagan los compromisos que establecieron en el centro educativo.

Deudas del año pasado

El presidente de Asociación Nacional de Instituciones Educativas Privadas en Bolívar (Andiep), Jhon Lara, señaló que la morosidad que sufren sus afiliados es alta. “Hay deudas incluso del año escolar pasado”, comentó el gremialista.

Reiteró que, dado el golpe de los ingresos, colegios han cerrado salones al no poder hacerle el mantenimiento debido para seguir utilizándolos. Por otro lado, las escuelas para tratar de paliar la grave situación de ingresos han tenido que hacer acuerdos de pago con cuotas más bajas y con tiempos más flexibles, explicó

El gremialista detalló que hasta ahora los afiliados no han dicho que están presentando números de cierre y que se mantienen con la esperanza de que puedan mejorar los ingresos. “Apuestan a que la situación tiene que mejorar” relató.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img