jueves, 30 mayo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Denuncian falta de electricidad y agua en Escuela Nacional Las Amazonas tras 10 años sin mantenimiento

Los afectados han denunciado a través de la VENapp las necesidades que tiene el plantel debido a robos y vandalismo en la zona; sin embargo continúan sin respuesta.

A oscuras, con pupitres rotos y sin servicio de agua: en estas condiciones reciben clases los 800 alumnos de la Unidad Educativa Nacional Las Amazonas. El vandalismo, los robos constantes y la falta de inversión gubernamental ha llevado al plantel a un estado de abandono que va desde el enmontamiento hasta la ruptura de ventanas en las aulas de clases.

Representantes de la institución contactaron a Correo del Caroní y acompañaron al equipo reporteril a un recorrido por las instalaciones, en el que se pudo constatar que ninguno de los salones cuenta con electricidad, ya que desde hace tres meses fue robado el cableado eléctrico, por tanto, los niños ven clases a oscuras. A su vez tampoco cuentan con servicio de agua ni bebederos, lo que ha llevado a muchos alumnos a la deshidratación durante horas de clases.

“Soy representante de primer grado B y segundo grado E. Las instalaciones se encuentran en estado crítico. Tenemos paredes agrietadas, los baños no están en condiciones para los niños, un Programa de Alimentación Escolar no acorde a los niños. Las mesas no sirven ni los pupitres tampoco. Las cercas están rotas. No hay filtros de agua. Hace más de 10 años que no atienden esta institución, a pesar de que es un centro de votación. Las cercas no sirven y por eso se meten y se llevan las cosas de la institución. Nos preocupa la seguridad de nuestros hijos. Esta institución está en condiciones de vandalismo: se llevan las mesas, los candados, los bombillos, los cables…”, expresó Roxanny Salazar.

Este medio pudo constatar las cerraduras rotas de la escuela debido a los constantes hurtos. Así como la falta de material deportivo para las clases de educación física. A pesar de que las autoridades regionales afirman que las brigadas militares comunitarias (Bricomiles) están recuperando colegios, en Las Amazonas este servicio no ha sido prestado.

“Aquí se llevaron todas las brequeras. Se llevaron eso hace como tres semanas. Llegando de Semana Santa se robaron los cables que quedaban, la escuela quedó sin ningún tipo de alumbrado”, acotó Salazar, mientras señalaba una tablero eléctrico roto y con cables pelados por fuera.

Representantes deben autogestionar reparaciones

A pesar de que esta institución es responsabilidad de las autoridades regionales, representantes afirmaron que ellos deben gestionar la compra de artículos de limpieza como escobas y coletos. Asimismo la comunidad ha reparado el cercado, comprado bombillos y ha realizado algunas otras reparaciones con la finalidad de mejorar las condiciones de estudio de los niños.

“Es que cuando se está reparando una cosa, se va dañando otra”, expuso una representante, quien denunció que el centro de estudios se mantiene gracias a las colaboraciones de los representantes, quienes deben bregar con el costo del material escolar, uniformes y las ayudas para la escuela.

Bollos con azúcar y frijoles: el gran Programa de Alimentación Escolar

Bollos con azúcar, arroz blanco y frijoles son los alimentos que entrega el Programa de Alimentación Escolar (PAE) que llega a la Unidad Educativa Nacional Las Amazonas.

Padres aseguran que las comidas no se sirven todos los días, sino cuando hay disponibilidad de alimentos, es decir, cuando llegan los productos. No obstante, algunos refirieron que sus hijos no lo consumen y calificaron la calidad de los bollos que sirven en el comedor como pésima. “Esos bollos parecen una granada”, afirmó una de las afectadas.

Sin embargo, para otros padres la temática es de gran preocupación, puesto que envían a sus hijos a la escuela con la finalidad de que puedan comer, ya que no cuentan con alimentos en casa. Una representante comentó que hay padres que preguntan en la institución si habrá comida ese día, de ser negativa la respuesta, prefieren retirar a sus hijos para que no pasen las horas de clases con hambre.

“La comida que están dando actualmente en la escuela no es apta para los niños. Sirven bollito dulce o te ponen un plato de lentejas. También chicha con arroz. Hay niños que sí dependen de esa comida al día, hay otros que no y rechazan la comida porque no les gusta. Hacemos un llamado, estamos alzando la voz porque necesitamos respuestas de los entes competentes. Abóquense a solucionar los problemas que tenemos en la institución”, declaró la representante Geisy Barceló.

Durante marzo de 2023, la coordinadora general de Transparencia Venezuela, Christi Rangel Guerrero, expuso que, a pesar de que el Ministerio de Educación es el que tiene el presupuesto más amplio del país, sigue siendo insuficiente.

El PAE debe atender a más de 4 millones de niños, según la oenegé, tras analizar el presupuesto cada estudiante tendría asignado un costo de 2,5 dólares en alimentos por jornada.

Asimismo, la secretaria general del Colegio de Profesores del estado Bolívar, Aida González, denunció durante el mes de marzo la necesidad de evaluar los requerimientos de cada estudiante para saber qué necesidades alimenticias tiene, análisis que dejó de hacerse hace muchos años en las unidades educativas.

Desde Transparencia Venezuela elaboraron una serie de estudios en los que se concluyó que de 2013 a 2015, el Estado venezolano fue disminuyendo el presupuesto destinado a programas de alimentación en las escuelas, a pesar de crecimiento de la inflación, lo que aumentó la vulnerabilidad de niños y niñas que dependen del servicio.

Sin respuestas por la VENapp

En contraste con declaraciones del gobernador del estado Bolívar, quien afirma que más del 70% de las denuncias recibidas a través de la VENapp son atendidas, representantes aseguraron que han hecho el reclamo por este canal en múltiples oportunidades y continúan sin respuestas.

“Nosotros ya hemos hecho la denuncia por la VENapp. Seguimos esperando respuestas. Necesitamos ayudas para los niños, bien sea para instalaciones, uniformes, útiles e implementos de deporte”, expuso una de las perjudicadas.

En materia de recreación, nunca se culminó el proyecto del teatro escolar, que se mantiene en vigas estructurales y tubos. Tampoco cuentan con material deportivo como balones o implementos escolares.

Una representante de 4 niños en el colegio, afirmó que hacen lo que está a su alcance para colaborar, arreglando salones y comprando bombillos de ser posible. Los padres han tenido que organizar bazares para poder recolectar dinero y hacer reparaciones sencillas.

Sin embargo, muchos afirman que es un reto, ya que apenas alcanzan a comprar material escolar y zapatos para sus hijos.

“Hay niños que vienen solo con una libreta y un lápiz. Hay quienes no tienen sus zapatos negros y los papás dicen: esos son los que tengo en la casa. Estamos en una situación que el que tiene la pasa mal y el que no tiene la pasa peor”, destacó una de las denunciantes.

Educadoras y personal de la institución se acercaron al equipo de prensa para señalar el estado de los baños, los cuales también deben ser usados por ellas y no cuentan con agua. Asimismo refirieron que todas las mesas están rotas y en mal estado.