jueves, 29 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Colegio Monte Sacro rechaza denuncias de discriminación realizadas por padres y representantes 

La institución argumenta que al momento de inscribir a sus hijos, leen y firman aceptando las normas de convivencia y ninguno puede invocar su desconocimiento como causa para no cumplirlo.

En respuesta a las denuncias realizadas por padres y representantes, que aseguran que el Colegio Monte Sacro, ubicado en Core 8 en Puerto Ordaz, no permitió a varios alumnos el acceso a clases por no tener los zapatos exigidos como parte del uniforme, la institución replica que todos los miembros de la comunidad deben cumplir la normativa de convivencia que aceptan cuando firman su entrada al colegio.

Vía comunicado, indican que los padres y representantes reciben todos los años, al momento de inscribir a sus hijos, el manual de normas y “firman como constancia de estar de acuerdo con el mismo, lo que significa el compromiso desde el hogar de cumplir con la normativa de la institución”.

Aseguran que además de recibirlo en físico, este año se realizó una reunión al inicio de las actividades escolares en la que se recordó todo lo relacionado con el uso de la indumentaria escolar y, atendiendo las solicitudes de consideración para quienes no lo tenían completo, se extendió el plazo “para que todos tuvieran la misma oportunidad de cumplir con el uso correcto del uniforme, entre otras consideraciones”.

Aclaran que el acuerdo de convivencia no exige marcas ni prendas de un valor específico, solo calzado colegial para el diario y deportivo para educación física. Alegan que esto va orientado además a formar a los estudiantes en la importancia del cuidado y aspecto personal, y no viola el derecho a la educación.

El escrito enviado a Correo del Caroní indica que “son los padres que violan la norma que contempla la función del uso del uniforme escolar, que es fomentar el espíritu de igualdad entre los estudiantes. Son los padres los que deben cumplir con su deber de suministrar a sus hijos además de los útiles escolares, la vestimenta adecuada para asistir a la institución, que no es la misma que para las fiestas y los paseos los sábados en el centro comercial.

Son los padres los que deben dar la debida orientación a sus hijos, supervisarlos y enseñarles a respetar normas, y no presentarse en el colegio a manifestar que no tienen para comprar zapato colegial, cuando el alumno va con un calzado nuevo, a la moda y de marca pero deportivo”.

Manifiestan de igual forma que la institución rechaza todo acto violento en contra de su estructura física y de su personal, y hace un llamado a los padres, representantes y responsables a trabajar juntos en pro de la formación académica e integral de los estudiantes, “con disciplina en el marco del respeto. Juntos podremos lograr en los jóvenes de nuestra comunidad el perfil del alumno que nuestra institución forma y que tanto necesita nuestro país”.

Finalmente invitan a quien “considere que el acuerdo de convivencia no se adapta a sus posibilidades, atenta contra sus principios o no cubre sus expectativas” a que hasta el 21 de octubre de 2022 manifieste su decisión de retirarse de la unidad educativa, el cual devolverá el 100% del pago de la inscripción.