miércoles, 17 abril 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Aumenta brecha de aprendizaje de lectura entre zonas rurales y urbanas

“Urge una intervención significativa y coordinada para revertir este panorama educativo desafiante y garantizar un futuro más prometedor para todos los niños venezolanos”, aseguró Rose.

Una marcada disparidad en las competencias lectoras de los estudiantes, especialmente entre los alumnos de zonas rurales y urbanas, ha quedado evidenciada en una evaluación sobre la fluidez y comprensión lectora en Venezuela, realizada por la Asociación Civil Con la Escuela, en el marco del proyecto Red de Observadores Escolares.

En efecto, Oscar Iván Rose, subdirector de la Asociación Civil Con la Escuela, informó que para la evaluación se seleccionó una muestra del 70% de los estudiantes de tercer grado de 79 planteles distribuidos en seis regiones a nivel nacional.

“Durante la evaluación los alumnos debían realizar una lectura en voz alta de un fragmento de un texto adecuado a su edad y luego responder seis preguntas al respecto. En las regiones donde predominan las escuelas urbanas resaltó 42,9% de estudiantes que alcanzó el nivel competente de fluidez lectora, en contraste con las regiones donde la mayoría de escuelas son rurales, donde apenas el 8,4% de los estudiantes logró este nivel y muchos no pudieron leer ni una sola palabra”.

El educador explicó que la disparidad no se limitó a la fluidez, sino que se reflejó también en la comprensión lectora. Mientras que en el medio urbano el 25,56% de los niños muestra un nivel competente, en el rural esta cifra desciende al 10,92%. La brecha se profundiza en el nivel de comprensión “muy bajo”, donde 4 de cada 10 estudiantes muestran una comprensión mínima o ninguna del texto, una de las cifras más altas entre las regiones evaluadas.

“Estos resultados reflejan una realidad educativa que invita a la reflexión. La falta de clases en muchas instituciones, exacerbada por la alta inasistencia estudiantil a las escuelas, y el impacto negativo de la situación socioeconómica en los docentes, ha influido desfavorablemente en el aprendizaje de los estudiantes. 13% de los niños de tercer grado que conformaron la muestra no pueden leer una sola palabra y el 24,09% apenas alcanza hasta 14 palabras por minuto. La pobreza de aprendizaje se ve agravada por los resultados de comprensión lectora, donde el 20,4% de los estudiantes muestra un nivel ‘muy bajo”, alertó Rose.

Para el subdirector de Con la Escuela, el hecho de que después de dos años y un tercio de escolaridad en primaria, menos de un tercio de los estudiantes del tercer grado, sea competente en lectura y un número menor en comprensión lectora, debe motivar a generar acciones. “Urge una intervención significativa y coordinada para revertir este panorama educativo desafiante y garantizar un futuro más prometedor para todos los niños y niñas venezolanos”, aseguró.