miércoles, 24 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Arturo Peraza: “Nos toca acompañar y fortalecer la esperanza”

En acto celebrado en el Aula Magna del campus Montalbán, el sacerdote jesuita asumió formalmente las riendas de la universidad para el período 2023-2027.

“Esta universidad confiada por la Iglesia venezolana a la Compañía de Jesús está invitada a seguir el camino de discernimiento ignaciano para fijar su misión, visión, horizonte, razón y sentido de ser”, expresó el reverendo padre Arturo Peraza, s.j., durante su juramentación como rector de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) para el período 2023-2027.

El acto se llevó a cabo este martes en el Aula Magna del campus Montalbán de la casa de estudios y fue presidido por el cardenal Baltazar Porras, arzobispo de Caracas y canciller de la UCAB, y el padre Alfredo Infante, s.j., provincial de la Compañía de la Compañía de Jesús en Venezuela y vicecanciller de la UCAB.

Les acompañaron en el presídium el vicerrector administrativo, Gustavo García; el vicerrector académico, José Francisco Juárez; el vicerrector de Identidad, Desarrollo Estudiantil y Extensión Social, Néstor Luis Luengo; la secretaria de la UCAB, Magaly Vásquez, y la secretaria del Consejo Fundacional de la universidad, Déborah Cordero.

Durante esta ceremonia también fue juramentado oficialmente como vicerrector de Extensión de UCAB Guayana el doctor Jorge Luis Pernía Morales, quien hasta ahora se venía desempeñando como director de Cooperación Internacional de la casa de estudios y sustituirá a Peraza, quien ocupó el cargo desde 2017.

La UCAB y su compromiso con Venezuela

Ante una audiencia conformada por miembros del claustro universitario, estudiantes y trabajadores de la universidad, además de personalidades de la vida nacional, familiares y amigos, el nuevo rector de la UCAB señaló que a la UCAB le ha tocado “responder a diversos contextos, tanto globales como en Venezuela, a lo largo de sus 70 años de existencia”.

Recordó que la institución se ha comprometido desde sus inicios “con la construcción de una sociedad democrática” y el aporte de soluciones a un país que, con el tiempo, no logró superar el modelo rentista extractivista petrolero y en el que se quebró el diálogo social.

nuestro país atraviesa una emergencia humanitaria sistémica completa y prolongada, con un fuerte impacto en la calidad de vida de todos los venezolanos. Y muy especialmente, con un fuerte golpe en el sistema educativo; generando no solo una desigualdad socioeconómica, sino también una gran desigualdad sociocultural”

“Hoy vivimos la tensión entre autoritarismo y democracia, entre el centro y la provincia, a lo que hay que unir la desestructuración del Estado, el robo masivo de bienes públicos, la violación de derechos humanos, el desmantelamiento de la educación, tanto en su calidad como en el derecho de acceso a la misma, una pavorosa crisis humanitaria y la triste realidad de la migración forzada de millones de compatriotas. Toda esta realidad genera una sensación de desesperanza aprendida que hunde a las personas en el dolor”, dijo.

Ante esta situación, Peraza señaló que la universidad debe seguir trabajando, como institución de la Iglesia confiada a la Compañía de Jesús, en responder a la misión de contribuir con la transformación social, económica, política y cultural, para hacer presente “el Reino de fraternidad, justicia y libertad que Jesús llamó Reino de Dios” y “ser buena nueva en medio de una realidad doliente, pero a la vez preñada de oportunidades”.

“A nosotros nos toca acompañar y fortalecer la esperanza. Misión que en el fondo quiere recoger la que celebra nuestro 70 aniversario: ‘Construyendo Futuro’. Para mí, a pesar de todo el dolor y las dificultades, (en el país) hay también mucho de resiliencia. Y con ella una esperanza sembrada en la posibilidad de construir un futuro. Esto es lo que nos toca acompañar y fortalecer”, sentenció el nuevo rector.

Gestión de puertas abiertas y estrategia clara

El padre Arturo Peraza señaló que, para cumplir con su misión, la UCAB continuará aplicando el plan estratégico que puso en marcha su predecesor, el fallecido Francisco José Virtuoso, y que se viene aplicando desde hace 10 años para garantizar el servicio de la institución a Venezuela.

“El futuro de nuestra universidad está ligado a hacer realidad un plan compartido que nos ayude a sortear aguas turbulentas, así como evitar que la universidad quede atascada en un pasado que, si bien es y fue brillante, su mera continuidad inercial nos conduciría al fracaso como ocurrió con el país. De allí la necesidad de recordar el llamado que nos hizo el rector Virtuoso como mensaje final: ‘…el reto de los ucabistas… es discernir el presente para preparar el futuro. Discernir supone arriesgar….’ Por lo que al final nos decía: ‘mi invitación es a fortalecer la aventura del Espíritu, que consiste en la capacidad de asumir honestamente la realidad, escuchar el llamado de la gente, intentar construir propuestas, responder con prontitud a los desafíos. En definitiva, es redoblar nuestra marcha”, citó.

En ese sentido, aseguró que su gestión se basará en la continuación de la ruta de transformación fijada hasta ahora y en una visión de trabajo a puertas abiertas. “Mi misión es acompañarlos en esta tarea que tenemos por delante y esto se traduce en una palabra: escuchar. Mi puerta está siempre abierta”, afirmó.

El nuevo rector de la UCAB concluyó manifestando su optimismo frente al país. Invitó a la comunidad ucabista a renovar y acompañar la esperanza porque, “a pesar de las dificultades que no negamos, vamos con Jesús, quien nos vuelve a invitar a compartir pan y misión, reitera su confianza en nosotros, en todos nosotros, porque todos somos Pedro, pecadores perdonados enviados a la misión de reconciliación, para entrar en la tierra prometida que mana leche y miel, que se construye sobre la base de la justicia y el derecho”.

El porvenir de la universidad: por un encuentro entre razón y fe

Horas antes del acto de toma de posesión tuvo lugar, en la iglesia María Trono de la Sabiduría de la UCAB, una eucaristía de acción de gracias por la misión encomendada al padre Peraza y al doctor Jorge Pernía. La misa fue oficiada por el cardenal Baltazar Porras y concelebrada por el padre Alfredo Infante, s.j., en compañía de obispos auxiliares y miembros del clero de Caracas, además de sacerdotes jesuitas.

Durante la homilía, Porras recordó al fallecido rector Virtuoso e hizo énfasis en el legado que le toca asumir al nuevo rector. Aseveró que, como universidad católica, la UCAB “debe ser, seguir siendo, lugar privilegiado de encuentro entre razón (teórica y práctica, verdad y ética), y fe (gratuidad, libertad, esperanza). Esta universidad se encarna en la Venezuela de hoy; modelando tanto la conciencia personal de pertenencia por la memoria fiel y creadora, como la de responsabilidad por el compromiso de servicio institucional-estructural, positivo y crítico”, comentó.

Por su parte, el provincial de la Compañía de Jesús en Venezuela agradeció la labor desempeñada por el vicerrector académico, José Francisco Juárez, a quien le tocó asumir como rector encargado tras la muerte del padre Francisco Virtuoso.

El futuro de nuestra universidad está ligado a hacer realidad un plan compartido que nos ayude a sortear aguas turbulentas, así como evitar que la universidad quede atascada en un pasado que, si bien es y fue brillante, su mera continuidad inercial nos conduciría al fracaso como ocurrió con el país”

Seguidamente, señaló que a Peraza le toca asumir su labor en un momento en el que “nuestro país atraviesa una emergencia humanitaria sistémica completa y prolongada, con un fuerte impacto en la calidad de vida de todos los venezolanos (especialmente la clase media y la clase popular). Y muy especialmente, con un fuerte golpe en el sistema educativo; generando no solo una desigualdad socioeconómica, sino también una gran desigualdad sociocultural”, advirtió.

Sin embargo, Infante mostró optimismo y llamó a fortalecer los esfuerzos de la UCAB por ofrecer respuestas que le permitan dialogar con las cuestiones globales, desde el humanismo como impronta de la Compañía de Jesús. “Nos toca seguir produciendo información y contenidos sustentados en rigurosas investigaciones como PsicoData, la producción del Centro de Estudios Políticos, Vénesis, la Encovi, entre otras”.

Finalizó señalando que el nuevo rector y el nuevo vicerrector de UCAB Guayana tienen grandes desafíos por delante, “pero no están solos, cuentan con nuestra solidaridad y oración, y con el Espíritu del resucitado, para que esta misión sea a mayor gloria de Dios”. (Con información de Comunicaciones UCAB)