miércoles, 17 abril 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Alertan sobre inseguridad alimentaria de docentes y estudiantes universitarios

El 42% de los educadores que sufren de esta carencia vive en la región nororiental del país; 40% en la región central, 37% Guayana, 30% capital y 29% occidente.

El Observatorio de Universidades (OBU) presentó este jueves un estudio (Enobu 2023) en el que advirtió que estudiantes y profesores se encuentran en inseguridad alimentaria, al alertar que el 94% de los docentes y 81% de los estudiantes come igual o peor que en el 2022.

Señala que el 32% de los profesores universitarios y el 21% de los estudiantes comen menos de tres veces al día.

El 42% de los educadores que sufren de esta carencia vive en la región nororiental del país; 40% en la región central, 37% Guayana, 30% capital y 29% occidente, según el estudio presentado por la Universidad Central de Venezuela (UCV).

En el caso de los estudiantes, 30% batalla contra el hambre en Guayana y 23% en nororiente. 40% de los docentes y 30% de los alumnos come menos de tres veces al día.

“Solamente 24% de los docentes logra comer todos los días proteína animal o vegetal”, indicó Carlos Meléndez, director del observatorio.

Se conoció que el 45% de los profesores y 39% de los estudiantes ha tenido que vender o intercambiar algunos bienes para poder adquirir alimentos. Otro 82% y 69% han disminuido las porciones de comida, respectivamente. Además, el 79% de los ingresos se usan para gastos de alimentación.

La Enobu 2023 arrojó como data que el 27% de los profesores y 18% de los universitarios en el país viven en hogares con un Puntaje de Consumo de Alimentos (PCA) pobre o limitado.

Sobre la salud, el estudio indicó que 42% de los educadores con 60 años o más padecen de hipertensión, 60% tienen patologías oftalmológicas, 28% hipertensión y 26% alergias. En cambio, 87% de los alumnos presentan problemas de la vista como miopía y astigmatismo.

Cuatro de cada 10 mujeres que trabajan en una universidad tienen dos años o más sin realizarse chequeos médicos. Para acceder a la salud, 56% docentes y 40% estudiantes han tenido que vender o intercambiar bienes para costear sus servicios médicos.

Con los bajos ingresos que se percibe a nivel profesoral y la beca de cinco dólares que reciben los estudiantes por parte del Gobierno nacional, junto a la falta de providencias como transporte, se evidenció que el 76% de los jóvenes se mueve con transporte público y el 39% lo hace caminando, mientras que el 49% del profesorado universitario usa autobuses públicos.

La Enobu 2023 determinó que el 61% de los docentes y 69% de los estudiantes tienen tres o más síntomas de depresión.