martes, 5 de julio de 2022

Dos guayanesas representaron a Venezuela en el Campeonato Sudamericano Juvenil de Golf

Durbin Chacón, de Puerto Ordaz, y Verónica Rodríguez, de El Pao, compitieron con golfistas sudamericanos en Los Inkas Golf Club, al oriente de Lima, Perú, del 23 al 26 de marzo.

Durbin Chacón, de Puerto Ordaz, y Verónica Rodríguez, de El Pao, compitieron con golfistas sudamericanos en Los Inkas Golf Club, al oriente de Lima, Perú, del 23 al 26 de marzo.

@joelnixb

Luego de la pandemia mundial por COVID-19, la cancha de Los Inkas Golf Club fue el escenario para que los mejores exponentes del golf sudamericano, menores de 18 años, se reunieran a dar lo mejor de sí en un par 72 de 6.887 yardas. Desde el 23 al 26 de marzo, 54 hombres y 47 mujeres compitieron en Lima, Perú.

La delegación de Venezuela estuvo conformada por seis jóvenes golfistas: Virgilio Paz Valdes, José Mauricio Carletta, Diego Neira, Ivanna Flores, Durbin Chacón y Verónica Rodríguez, acompañados del coach Luis Rivas y del delegado Henrique Lavie.

Durbin Chacón, con 18 años recién cumplidos, es oriunda de Puerto Ordaz y practica desde pequeña en el Caronoco Golf Club. Empezó a jugar golf a los 10 años y actualmente ocupa el cuarto puesto en el ranking juvenil femenino nacional.

Durante una semana la delegación venezolana estuvo en Lima preparándose para el torneo | @Fedegolfvzla

“La experiencia de este torneo fue muy bonita e inolvidable, fue demasiado divertido. Los primeros días de práctica tuvimos mucha confianza y mucho apoyo de los profesores y del equipo y me sentía bien física y mentalmente”, comentó la joven a Correo del Caroní.

Chacón expresó que en los días del torneo sintió presión porque “te montas a Venezuela en el pecho y bajas el ánimo cuando sientes que no vas por un buen camino”. Sin embargo, participar en el torneo le dejó grandes enseñanzas, entre ellas, prepararse mejor mentalmente para enfrentar la presión en la cancha al competir con golfistas que son número uno en sus países.

Comentó que la delegación venezolana pasó una semana en Lima preparándose para el torneo y compartieron con representantes de Uruguay, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Brasil y Perú. “Todos los países nos trataron muy bien, querían estar compartiendo con los venezolanos, la atención fue muy buena y los peruanos fueron excelentes anfitriones”, admitió.

Esta es la segunda vez que la joven compite en un torneo así, la primera fue en 2018 en el Campeonato Sudamericano Juvenil en Colombia, realizado en la ciudad de Medellín. Entre sus planes a corto y mediano plazo está seguir jugando en torneos internacionales, clasificar a la Copa Andes y jugar torneos en Estados Unidos.

Para ella el golf es una pieza importante en su vida porque “me ha enseñado valores como la honestidad, el respeto y la disciplina y esos valores lo aplicas en la vida diaria y te va bien”, dijo.

De El Pao dice presente

La golfista Verónica Rodríguez, de 17 años, desde hace tres años vive en Chile pero es oriunda de El Pao, asentamiento minero ubicado en el municipio Piar del estado Bolívar, que durante décadas fue referente por sus yacimientos de hierro, que atrajeron a la empresa norteamericana Iron Mines Of Venezuela en 1940.

Verónica a los 8 años comenzó a interesarse en el golf porque su padre, Corys Rodríguez, fue caddy durante muchos años en el Caronoco Golf Club de Puerto Ordaz, a 57 kilómetros de El Pao. Para entrenarla el papá comenta que lo hacía en una cancha de fútbol que los norteamericanos dejaron en el poblado.

Desde hace tres años Verónica Rodríguez representa a Venezuela en los torneos de golf chilenos | Foto cortesía

“La cancha de fútbol tenía como cien yardas y como ella estaba pequeña empezó a pegar pelotas y a practicar golf allí. Yo trabajaba como maestro en esa zona rural, estuve 17 años trabajando como profesor en la Escuela Sierra Azul y los fines de semana que podíamos salir la llevaba al Caronoco a entrenar”, comentó el padre a Correo del Caroní.

Luego Verónica comenzó a competir en torneos infantiles en Caracas y varias ciudades del país. En 2018 ganó el Campeonato Nacional Infantil de Golf, en la categoría de damas, celebrado en la cancha de golf del Hotel Marriott Maracay Golf Resort.

Al emigrar a Chile fue becada por su talento deportivo por la Torres Golf Academy y, desde entonces, ha representado a Venezuela en ese país. En abril de 2019 ganó en la categoría prejuvenil del Torneo Golf Action jugado en el Club de Golf Las Araucarias, en la ciudad chilena de Buin.

En febrero de 2020 obtuvo el segundo lugar en el Abierto de Golf chileno, disputado en el Club La Serena, ubicado en la región de Coquimbo. “Al principio fue duro, pero luego empezó a posicionarse en los primeros lugares de los torneos de golf chilenos y esos resultados los enviamos a Venezuela. En la actualidad ocupa el segundo lugar en el ranking juvenil femenino del golf venezolano”, afirmó el padre.

A la joven le espera seguir entrenando fuertemente para clasificar a la Copa Los Andes, se celebrará en noviembre en Brasil, y seguir con los campeonatos de golf chilenos.

El impacto del golf en la vida de sus hijas

Durbin y Verónica aplican los valores aprendidos del golf dentro y fuera de la cancha | Foto @Fedegolfvzla

Los padres de Durbin y Verónica coinciden en que el golf ha marcado de forma positiva la vida y la formación de sus hijas. Rodríguez afirma que al ser un deporte muy personal le ha inculcado mucha disciplina y honestidad. “Le ha enseñado el respeto hacia las demás personas, hacia el adversario y hacia la naturaleza porque juegan a campo libre. Yo ahorita veo a mi hija y la experiencia que está obteniendo como persona es maravillosa”, expresó.

Mientras que Juan Chacón, padre de Durbin, comentó que observa que este deporte le ha enseñado valores como la disciplina y el compañerismo. “Su clasificación a los sudamericanos ella se lo tomó muy personal, estuvo tres meses practicando desde las 5:00 de la mañana. Ella empezó a administrar su tiempo entre la preparación física, la técnica en el Caronoco y sus estudios”, comentó.

Expresa que al tener unas metas claras Durbin se vale de la disciplina, la constancia y el empeño para alcanzarlas. Piensa que “lo que mueve a las personas es la motivación personal, no inducida por los padres ni los entrenadores. Para lograr los objetivos debe de haber motivación interna”.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img