jueves, 26 de mayo de 2022

“Al son que nos toquen” recoge la historia de la danza contemporánea en Venezuela

El libro presenta el testimonio de 20 creadores y directores de compañías de danza, con imágenes del suizo Roland Streuli, expuestas en un escenario de papel, iluminado por luz amarilla fluorescente.

El libro presenta el testimonio de 20 creadores y directores de compañías de danza, con imágenes del suizo Roland Streuli, expuestas en un escenario de papel, iluminado por luz amarilla fluorescente.

Luego de tocar la puerta de varias editoriales y recibir de todas la misma respuesta: no; la comunicadora y gestora cultural venezolana Marcy Rangel decidió tocar la puerta de algunos de sus amigos e invitarlo a participar y bailar en Al son que nos toquen, libro-objeto de arte que recoge la historia de la danza contemporánea en Venezuela.

Jesús Torrivilla y Virginia Riquelme se encargaron de la edición y corrección de textos, respectivamente; Yonel Hernández y Eddymir Briceño del diseño, Rodnei Casares de la edición y Eloísa Maturén firma el prólogo de esta pieza, que comenzó siendo la tesis de grado de comunicación social de Rangel y diez años más tarde se transformó en un libro, autogestionado, a presentarse en Caracas este 28 de abril, en Astrolabio Café, de Bello Monte.

“Más que un libro es un objeto de arte”, apunta la autora. El libro se consigue en www.marcyrangel.com y en @MarcyAlejandraR, en Instagram.

Quiénes están en el libro

Al son que nos toquen está conformado por el testimonio de 20 creadores, directores de compañías de danza, de ayer y hoy; cada historia acompaña de imágenes del suizo Roland Streuli y expuestas en un escenario de papel, iluminado por luz amarilla fluorescente. Paralelo a los relatos, la historia contemporánea del país: presidentes, ministros de Cultura, políticas y leyes que incidieron en este relato, que comienza en 1960.

Desde la llegada y asentamiento en Venezuela del bailarín mexicano Grishka Holguín, la fundación de las compañías Danzahoy, Acción colectiva, Rajatabla danza, Espacio alterno, Río Teatro Caribe; hasta la partida y migración de miembros de Agente libre, Sieteocho, Pisorrojo y Roja Laboratorio, entre otros –hoy buena parte de los bailarines y directores de danza del país se encuentran en otras latitudes–; están en esta pieza de ensamblaje artesanal, que cierra con el análisis y conclusiones del pasado, presente y devenir de este sector; en crisis en Venezuela, desde hace más de una década.

Apoyos a la danza

A juicio de Rangel -quien cubrió la fuente de Espectáculos y Artes escénicas para El Nacional, lo que le permitió conocer de primera mano el declive y temple del sector- unas de las principales causas de la crisis que atraviesa la danza es la falta de “políticas culturales” en el país.

También resalta la necesidad de actualizar pénsums y mayor apoyo no solo del Estado sino de los privados. “La gestión cultural exitosa se lleva a cabo cuando unes la empresa privada, la empresa pública y el sector. En esa medida vamos a poder hacer proyectos más exitosos, sustentables y sostenidos en el tiempo. Para levantar este proyecto yo necesité mucho de la empresa privada”, resalta.

“Este es uno de los proyectos más importantes que le ha pasado a la danza en los últimos años, pero no es suficiente, hace falta más, programas que mantengan en el tiempo”, resalta. 

Más allá del libro

Al son que nos toquen va más allá del libro. También contempla una serie de evento en Caracas que ofrecerán la posibilidad de acercar la danza a nuevos públicos: este 29 de abril, Día Internacional de la Danza, se llevará a cabo en el edificio Cincuentenario de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) una charla sobre el libro la danza contemporánea en Venezuela, las 12:30 m.

Luego a las 7:00 pm, en MoDo Ccs, se realizará un espectáculo en el que DJ Torkins, la compañía Ingrávidos, Sieteocho Danza Contemporánea y los ganadores del Festival Desafío al Movimiento HDH Art Complex, conmemoraran la fecha.

El 30 de abril será el último de evento: un brunch que tendrá lugar en Menta y Romero, con la participación de Taba Ramírez CEO de Ímpetu, Claudia Salazar de Clas Producciones, Mariana Marval de la Escuela de Teatro Musical de Caracas y Marcy Rangel.

Workshops de danza

Como parte del proyecto Al son que nos toquen están contempladas dos talleres (workshops) con el bailarín colombiano Jhoan Sebastian, especialista en salsa estilo colombiano, bachata y atleta de parkour, uno en la Academia Zahori; el otro, en la terraza de Autores Venezolanos en El Paraíso.

Danza en NFT 

En las plataformas de NFT Open Sea y Doingud se encontrarán las fotografías que están contenidas en el libro, tomadas de forma analógica por el suizo Roland Streuli durante los últimos 40 años en Caracas. También una selección de 24 fotos de danza, tomadas por el venezolano Jesús Salazar Cabrera en las calles de Shenzhen, China.

El dinero obtenido por la venta de estas fotografías digitales (o tokens) será destinado a becar estudiantes de danza y propiciar más trabajo para que bailarines puedan dictar talleres y hacer presentaciones en comunidades.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img