miércoles, 12 junio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Conatel cierra otra emisora de radio en el estado Guárico

La ONG Espacio Público informó que en el mes de mayo hubo al menos 10 casos y 40 violaciones a la libertad de expresión en Venezuela.

Este domingo, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa de Venezuela (SNTP) denunció el cierre de una emisora de radio en el estado Guárico por parte de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones de Venezuela (Conatel).

“AlertaSNTP | Una comisión de Conatel cerró este 8Jun la emisora Alazana, La Vernácula, 88.3 FM, ubicada en Zaraza, estado Guárico, y que operaba desde 2008”, reseñó el SNTP a través de su cuenta en X, antes twitter.

Según el sindicato, Conatel decomisó equipos como “una consola de ocho canales, un transmisor de 2 mil vatios, una computadora con un disco de un terabyte y un procesador de audio”; y alegó que la estación radial “funcionaba sin permisos y no cumplía con la transmisión de cadenas oficiales”.

La ONG Espacio Público informó que en el mes de mayo hubo al menos 10 casos y 40 violaciones a la libertad de expresión en Venezuela y se documentaron 11 actos de intimidación, 10 de hostigamiento judicial, ocho de hostigamiento verbal y al menos dos actos de violencia física, dos actos de censura, un bloqueo a una página web y el cierre de una emisora radial por parte del Estado.

“Las principales víctimas fueron particulares (11), junto con 10 periodistas o reporteros, tres medios de comunicación y un trabajador público”, detalló Espacio Público en su informe.

Solo el mes de abril, Conatel cerró dos emisoras de radio en Barquisimeto. La primera, Radio Minuto, una emisora con 35 años de trayectoria que operaba en las frecuencias 790 AM y 106.1 FM. La segunda, la emisora Radio Cristal fue notificada el 12 de abril que su concesión ya no estaba habilitada. La medida que fue confirmada por el periodista, locutor y director de la emisora Orlando Fernández Medina, dejó sin empleo a 7 trabajadores y 24 productores independientes, y siendo el hecho calificado como una represalia por parte de la administración de Nicolás Maduro.