lunes, 26 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Comunidades indígenas de Yapacana temen quedar a la deriva

Con todos estos problemas que ha generado la minería en la zona, cada vez hay más comunidades indígenas en el Amazonas que rechazan la minería.

El abogado y defensor de los derechos humanos de los pueblos indígenas, Olnar Ortiz, aseguró que la situación que se ha presentado en el Parque Nacional Yapacana, del estado Amazonas, es un “desalojo arbitrario” de las comunidades indígenas que allí habitan.

En marco de este difícil contexto, de acuerdo a lo dicho por Ortiz en el programa De Primera Mano de Radio Fe y Alegría Noticias, a los pueblos indígenas les preocupa que luego de ser desalojados de sus propios territorios ancestrales, queden a la deriva. Para quienes optan por irse hasta Puerto Ayacucho no existe ningún plan operativo o políticas públicas que les ofrezca garantías ni condiciones mínimas.

Con todos estos problemas que ha generado la minería en la zona, cada vez hay más comunidades indígenas en el Amazonas que rechazan la minería.

Ortiz indicó que a través de imágenes que circulan en las plataformas digitales se observan cómo las fuerzas armadas nacionales disparan contra civiles en estas comunidades. De hecho, hasta el momento se han contabilizado 3 personas fallecidas y 4 heridas.

En el caso de las personas lesionadas, algunas fueron trasladadas hasta el municipio Inírida de Colombia, donde recibieron atención médica, debido a que en el municipio Atabapo, del lado venezolano, los centros de salud no cuentan con los insumos médicos necesarios para atender las heridas por armas de fuego. Incluso dos de las personas heridas fueron trasladadas hasta Bogotá.

Según la información que ha recibido Ortiz, hay personas que de manera voluntaria han decidido salir del Parque Nacional Yapacana, mientras que otras no han salido de manera voluntaria sino por el temor que tienen tras lo sucedido en las últimas horas.

Señaló que aparentemente hay ciudadanos que se mantienen detenidos en el Parque Nacional Yapacana, quienes pasan días allí, hasta que son finalmente trasladados hasta Puerto Ayacucho para su presentación. Hasta el 18 de septiembre había 4 apresados en Puerto Ayacucho.

Ortiz agregó que hay personas de nacionalidad venezolana y colombiana que querían salir, pero que no podían por los arrestos que se realizan, “puesto que las fuerzas armadas no les garantizaban su libertad ni su traslado a la hermana República de Colombia o a la ciudad de Puerto Ayacucho”.

Cabe destacar que según un comunicado publicado por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, el despliegue militar enmarcado en la Operación Autana se mantiene con el objetivo de desalojar “mineros ilegales”. 

Subsistencia 

Aunque hay algunos indígenas que rechazan por completo la minería hasta el punto de negarse a practicarla, hay otros que sí lo hacen.

Precisamente sobre la extracción de minerales por parte de algunos indígenas en el Parque Nacional Yapacana, Ortiz aclaró que no representa una novedad, ya que en años anteriores algunas comunidades indígenas practicaban la minería artesanal, la cual realizaban solo cuando fuera necesario, de acuerdo a su ancestralidad y cosmovisión.

Ortiz explicó que, a diferencia de aquellos tiempos, ahora los indígenas practican la minería como una forma de subsistencia para poder resistir en un país “lleno de crisis”. 

Grupos irregulares 

Olnar Ortiz, quien es también coordinador nacional de pueblos indígenas de Foro Penal, precisó que en el Parque Nacional Yapacana se registra la presencia de fuerzas armadas irregulares, a las cuales el gobierno les llama tancol (terroristas armados narcotraficantes colombianos).

Este grupo se estaría adueñando del parque nacional lo que ha conllevado a su devastación.

Mientras tanto, según Ortiz, se ha querido vincular a algunos de los fallecidos con estos grupos irregulares.

“El gobierno ha generado una matriz de opinión haciendo creer que todos son o forman parte de un grupo armado irregular”, denunció Ortiz.

Sobre el caso Yapacana, el coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas en Venezuela, Gianluca Rampolla, se pronunció a través de X haciendo un llamado al Gobierno de Venezuela “a rebajar la tensión en Yapacana” e investigar lo que ocurre.