sábado, 2 marzo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Colombia, Brasil y Trinidad y Tobago son los países con más indígenas migrantes de la Región Guayana

El Informe de Migración en Comunidades Indígenas 2021 de Kapé Kapé revela que en diciembre se agudizó la migración de indígenas waraos. Ciudad Guayana es una de las rutas para migrar hacia Brasil.

Luego de las elecciones del 21 de noviembre incrementó la migración de indígenas waraos de los municipios Antonio Díaz y Pedernales, en Amazonas, hacia Barrancas del Orinoco (Monagas) y Tucupita (Delta Amacuro), señala el informe de la asociación civil Kapé Kapé, sobre la migración de comunidades indígenas en 2021.

Un dirigente warao confirmó a esta ONG el arribo de 50 indígenas waraos provenientes del municipio Antonio Díaz en la madrugada del 13 de diciembre hasta el muelle de la Playita de Volcán. Fueron dos embarcaciones que tardaron cinco días y cinco noches en esta travesía.

“La ranchería de Guayo se quedó sin indígenas, las familias waraos llegaron esta madrugada con la finalidad de continuar su viaje hasta Santa Elena de Uairén y luego cruzar la frontera de Venezuela con Brasil en busca de ayuda humanitaria”, señaló la fuente a Kapé Kapé.

Estos mismos trayectos lo hacen familias indígenas hasta Barrancas del Orinoco, y de allí continuar su viaje hasta Ciudad Guayana y después a Brasil.

Kapé Kapé destaca que “en los últimos años se ha hecho costumbre el desplazamiento de waraos a través de los ríos y caños que conducen hasta las ciudades de Tucupita y Barrancas del Orinoco, sitios usados como puente para tomar el transporte terrestre hasta las fronteras del país”.

Esta migración obedece principalmente a las necesidades que padecen estas comunidades indígenas alejadas. En Tucupita, por ejemplo, denuncian que no hay medicina ni productos de primera necesidad en los caseríos que se ubican en las zonas remotas de la entidad, habitadas principalmente por waraos, quienes llegan a carecer de jabón y preparar la comida sin sal.

Ruta migratoria

Kapé Kapé expuso el caso de Francisco Peña, un padre indígena instalado junto a su familia en el malecón de Barrancas del Orinoco y asegura que espera el momento oportuno para avanzar hasta San Félix, estado Bolívar, con la finalidad de tomar el expreso que lo trasladará hasta Santa Elena de Uairén. En su exposición señala que una de sus hijas está en Pacaraima, población fronteriza ubicada en el estado de Roraima, Brasil.

Las tres principales rutas de la migración indígena son la frontera de Venezuela con Brasil, la República de Guyana y Trinidad y Tobago.

Recientemente Acnur reportó la presencia de 2.500 indígenas waraos en la región norte de la República de Guyana, los cuales son parte de la población desplazada de los estados Delta Amacuro y Bolívar. En su reporte, Acnur asegura que las familias waraos no tienen acceso a agua potable, ni alimentos y la mayoría sólo hace una comida al día o, a veces, ninguna, señala el informe de Kapé Kapé.

“Semanalmente salen tres embarcaciones con rutas clandestinas hacia Trinidad y Tobago y la caravana de pequeñas curiaras surcan río abajo del Orinoco en busca de las fronteras hacia la República de Guyana y las zonas fronterizas de Venezuela con Brasil”, agrega la ONG.

De acuerdo con el Informe de Migración en Comunidades Indígenas 2021 de Kapé Kapé, entre los destinos principales donde se asientan los migrantes, en el caso de Amazonas la mayoría se encuentra en Colombia (81%), otros destinos señalados en menos proporción fueron Brasil, Ecuador y España.

En Bolívar también la mayoría de los migrantes permanentes (76%) se encuentran en Colombia, seguido de Perú y otros estados del país con 12% cada una de estas opciones. En Delta Amacuro, un poco más de la mitad (56%) se encuentra en Brasil, seguido de Trinidad y Tobago con (33%) y Colombia con (11%). (Con información de Prensa Kapé Kapé)