viernes, 19 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Cinco recomendaciones del OVP al nuevo ministro para resolver protestas carcelarias

La organización señaló que las recomendaciones no solo apuntan a la gestión penitenciaria, sino también a la humanidad de los detenidos.

El Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) respondió al reciente nombramiento de Julio García Zerpa como ministro de Servicio Penitenciario y le hizo cinco recomendaciones puntuales al funcionario para resolver la ola de reclamos en cárceles y la crisis dentro del sistema.

En una publicación en redes sociales, el OVP recordó que a 13 años de la creación del Ministerio de Servicio Penitenciario no se ha logrado resolver el hacinamiento, retardo procesal, hambre y enfermedades dentro de las cárceles y calabozos del país.

La sustitución de la vicealmiranta Celsa Bautista por Julio García Zerpa, quien formaba parte de la comisión presidencial para la revolución judicial, se da en medio de protestas -que iniciaron el 9 de junio- en al menos 20 centros penitenciarios y anexos femeninos de todo el país en reclamo al retardo procesal y traslados arbitrarios a otros recintos, lejos de sus familiares.

La organización señaló que las recomendaciones no solo apuntan a la gestión penitenciaria, sino también a la humanidad de los detenidos. En primer lugar, el OVP destacó la necesidad de “mejorar sustancialmente las condiciones de vida de la población reclusa”, lo que implica aumentar el acceso a servicios de salud, alimentación y espacios adecuados, lo que “contribuiría a una mayor estabilidad y seguridad dentro de las instalaciones”.

También se planteó “resolver la violación de garantías judiciales”, que el OVP califica como un “problema multifactorial y el más preocupante” en la actualidad.

Otra de las recomendaciones es el diseño de un “plan estratégico de educación” que abarque a toda la población reclusa (hombres, mujeres y adolescentes), así como “atacar la corrupción para erradicar el tráfico de armas, las drogas y los cobros extorsivos” dentro de las prisiones y centros de detención preventivos.

Como estrategia para reducir el hacinamiento, que según el OVP se calculaba en 164% para 2022, la oenegé sugirió la adopción de “otras medidas de detención en las cárceles” para beneficiar la gestión interna de los penales y reducir la carga sobre el sistema judicial y de seguridad.

Fallecimiento de un recluso

En otra publicación en redes sociales, el Observatorio Venezolano de Prisiones también denunció la muerte de un recluso en el occidente del país debido a las negativas de traslados para atender su condición de salud.

El preso fue identificado como Marco Boza, de 64 años. El OVP señaló que Boza, que estaba recluido en la Comunidad Penitenciaria Fénix (estado Lara), “presentaba un cuadro de salud delicado por hipertensión e insuficiencia cardiaca”.

Sus familiares se encontraban en la ciudad de Caracas, de donde era oriundo, por lo que no podían presionar debidamente por traslados a un centro de salud. “Se conoció que, durante su última visita al penal, la exministra Celsa Bautista fue informada de este caso, pero la medida humanitaria nunca llegó”.