lunes, 17 junio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

“Cierre del Darién afectaría la migración venezolana”

El analista en temas de frontera, William Gómez, ve con preocupación el reciente anuncio del presidente electo de Panamá, en querer cerrar la frontera con Colombia por el tapón del Darién.

Decenas de autobuses, con un promedio de 60 pasajeros por unidad, siguen saliendo semanalmente con migrantes venezolanos desde La Parada, la terminal de Cúcuta y de Los Patios hacia Medellín, mientras otro pequeño grupo lo hace vía aérea, para conectar con Necoclí, frontera de Colombia con Panamá, y así emprender el cruce de la selva del Darién, vía terrestre o marítima.

Así lo indicó el analista en temas de frontera, William Gómez, quien detalló que en los primeros cinco meses de 2024, un promedio de 600 a 700 personas aún están emigrando al día por la frontera de Táchira con Norte de Santander; algunos salen con pasaporte sellado y otros pasan solo con su cédula de identidad.

En este sentido, Gómez ve con preocupación el reciente anuncio del presidente electo de Panamá, José Raúl Mulino, en querer cerrar la frontera con Colombia por el tapón del Darién, ya que podría generar efectos negativos, de seguridad y humanitarios en los migrantes, en especial los venezolanos.

“Con el Darién cerrado, proliferaría aún más la extorsión a migrantes por grupos, bandas de delincuencia organizada y red de trata de personas que operan en esa zona, involucrando también a algunos funcionarios de Migración que han creado alianza con estos grupos ilegales, ya que los migrantes, empujados por la necesidad, buscarían de alguna forma u otra seguir transitando esta ruta de alrededor de 100 kilómetros, y con una duración de cinco a siete días a pie y de uno a dos días en lancha por vía marítima”, sentenció.

El analista alertó que con el posible cierre del Darién, podría aumentar el flujo de migrantes por la ruta de la isla caribeña de San Andrés, en Colombia, y la isla Maíz en Nicaragua, que abarca 56 millas náuticas que representan entre seis a siete horas de viaje en lancha, con un costo cinco veces mayor (de 3 a 5 mil dólares) al de la ruta por el Darién.

De acuerdo con las más recientes cifras reportadas por el Servicio Nacional de Migración de Panamá y el informe del Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados (Acnur), más de 88 mil venezolanos han cruzado la selva del Darién en lo que va de año, lo que representa el 64% del total de migrantes que han cruzado esta ruta irregular.

“En vez de estar pensando en cerrar la ruta del Darién, el recién electo presidente de Panamá debería implementar políticas de acompañamiento y asistencia humanitaria, con apoyo de otros gobiernos y organizaciones internacionales, que permitan garantizar el control y seguridad, mientras los migrantes están en tránsito por este país”, sentenció Gómez a modo de colofón.