viernes, 1 de julio de 2022

UE pide más ambición climática porque el punto de partida de la COP26 “no es bueno”

La presidenta de la Comisión Europea instó a “aumentar la ambición” en los objetivos de reducción de emisiones de CO2 con metas “más concretas” y financiación a países en desarrollo.

La presidenta de la Comisión Europea instó a “aumentar la ambición” en los objetivos de reducción de emisiones de CO2 con metas “más concretas” y financiación a países en desarrollo.

Bruselas.- La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, advirtió este jueves que el punto de partida de cara a la Cumbre del Clima de la ONU que comenzará el próximo lunes en Glasgow (COP26) “no es bueno”, por lo que ha pedido unos compromisos más ambiciosos en la lucha contra el cambio climático, especialmente a los países desarrollados.

“El punto de partida no es bueno y por eso también es el momento de la verdad. La ciencia y los informes nos lo dicen claramente: no estamos donde queremos estar para combatir el cambio climático, tenemos que hacerlo mejor”, dijo en una rueda de prensa en la que detalló la posición que defenderá la UE tanto en la COP26 como en la reunión del G20 en Roma.

La jefa del Ejecutivo comunitario ha subrayado que los últimos estudios apuntan a una situación “muy peligrosa” en la que no se alcanza el objetivo de limitar a menos de dos grados el calentamiento global. “Es preocupante y tenemos que hacerlo mejor”, para después enfatizar que el esfuerzo no es para “dentro de 30 o 40 años” sino “en esta década”. “De lo contrario, nos arriesgamos a llegar a puntos irreversibles”, alertó.

Metas concretas y ayuda financiera

En consecuencia, instó a “aumentar la ambición” en los objetivos de reducción de emisiones de CO2 ya en esta década, con metas “más concretas”. También ha señalado que un punto clave será que los países desarrollados ayuden a los países en desarrollo en esta tarea: “Es una cuestión de credibilidad y solidaridad”, ha indicado.

Sobre este punto, celebró que se hayan conseguido “avances” y ahora sea posible alcanzar los 100.000 millones de dólares al año para países en desarrollo en 2023, pero ha insistido en que hay que intentar “cerrar esa brecha” ya en 2022.

El tercer elemento crucial de la COP26 que Von der Leyen ha querido resaltar es la necesidad de llegar a un acuerdo sobre el conjunto de reglas para analizar los progresos en el marco del Acuerdo de París. El llamado ‘rulebook’ será un pacto “complicado pero importante”, dijo, para acordar “cómo medir los éxitos o los pasos atrás” de una forma armonizada a nivel global.

Reducción de metano

La presidenta de la Comisión ha explicado también que la UE lanzará en el marco de la Cumbre por el Clima de Glasgow una serie de iniciativas, como la alianza para reducir las emisiones de metano, liderada de forma conjunta con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y de la que forman parte ya casi 60 países.

La alemana también anunciará una contribución financiera de 1.000 millones para proteger los bosques, lanzará un programa centrado en la innovación en tecnologías climáticas con Bill Gates y creará junto con otras potencias un fondo de transición justa para Sudáfrica que espera sirva de “modelo” para otras jurisdicciones.

Recuperación económica y fiscalidad

La lucha contra el cambio climático también formará parte de las conversaciones del G20 en su cita en Roma durante el fin de semana. Estas 20 economías, recordó Von der Leyen, representan el 80% de las emisiones y por tanto tienen una “responsabilidad especial” para actuar.

Pero más allá del debate climático, el G20 abordará también la situación económica, con un foco especial en los recientes problemas de suministro y los precios de la energía que son una “amenaza” para una recuperación “robusta”.

El foro de las veinte mayores potencias económicas también dará su visto bueno al acuerdo de la OCDE para establecer un tipo mínimo global del 15% en el impuesto de sociedades y la alemana subrayó que Bruselas presentará una propuesta legislativa en este sentido “antes de que finalice el año” con la esperanza de que “el sistema global esté en marcha para 2022”.

La pandemia y, en especial, la campaña de vacunación, será otro de los puntos de la agenda del G20 y Von der Leyen ha confiado en que los presentes asumen el compromiso de conseguir que el 70% de la población mundial esté vacunada para 2020. En este punto, la jefa del Ejecutivo comunitario ha remarcado que la UE ha exportado 1.200 millones de vacunas en los últimos 11 meses.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img