viernes, 1 marzo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Documental | Cuyuní: el nuevo veneno de las comunidades indígenas

El ejercicio de la minería y el uso indiscriminado del mercurio obligó a los indígenas de San Francisco de Paruruwaka a darle la espalda al río Cuyuní y, por ende, abandonar sus costumbres y su fuente de alimentación.

Al sur del estado Bolívar, en el kilómetro 34 del municipio Sifontes, la comunidad indígena pemón San Francisco de Paruruwaka dejó de pescar y consumir el agua del río Cuyuní, uno de los afluentes del río Esequibo de 618 kilómetros.

Las razones de este cambio en la relación del pueblo pemón con este cuerpo de agua es el núcleo del documental Cuyuní: el nuevo veneno de las comunidades indígenas, dirigido y producido por el periodista del estado Bolívar Brayan Silva, con el apoyo de la Red de Periodistas de la Amazonía Venezolana.

La contaminación por mercurio por la explotación minera no solo alejó a la comunidad de una de sus principales fuentes de alimentación, sino que también alteró el modo de vida de este pueblo indígena asentado ancestralmente en las orillas del Cuyuní.

“Es triste para nosotros, nos quedamos sin agua. Siempre agarrábamos agua del río pero ya eso está contaminado”, relató Carmen Alfonso, una de las no más de 100 habitantes de San Francisco de Paruruwaka, quien precisa que la contaminación inició hace 15 años.

Para pescar hay que navegar horas hasta encontrar aguas “limpias”, pero la dificultad para conseguir gasolina para mover los motores de las lanchas es un enorme impedimento.

De acuerdo con Vilisa Morón, bióloga de la conservación, las consecuencias de la contaminación mercurial no inciden únicamente en el río.

“La mayor parte del mercurio no va al agua, sino que se evapora y va a la atmósfera. Por eso puede llegar tan lejos. Por eso es tan necesario hacer esa cuantificación de ese mercurio que se está evaporando y a dónde está yendo, porque puede ser que el agua de lluvia que están tomando venga contaminada”, explicó Vilisa Morón.

Este trabajo contó con el soporte de la Red de Periodistas de la Amazonía Venezolana, una iniciativa creada en 2022 para fortalecer la cobertura periodística del sur venezolano a través de la formación y el trabajo colaborativo.