martes, 23 abril 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Bomberos forestales atienden diariamente incendios de vegetación provocados en Ciudad Guayana 

El coordinador forestal del Cuerpo de Bomberos Forestales de Inparques en Bolívar señaló que además de la sequía de la vegetación, hay una alta incidencia de incendios provocados, por lo que ofreció algunas recomendaciones.

Recientemente el Servicio de Monitoreo de la Atmósfera de Copernicus (CAMS, en sus siglas en inglés) rastreó las emisiones de los incendios forestales en Sudamérica. Altas intensidades se observaron particularmente en el estado de Roraima, en Brasil; así como en Venezuela y Bolivia. Estas serían las mayores emisiones de carbono registradas desde febrero de 2003.

En Ciudad Guayana diariamente se observa calima que no se atribuye solamente a los reportes de la llegada del polvo del Sahara a Venezuela, sino a la alta incidencia de incendios forestales que se registran desde enero de este año.

A principio de febrero cuando se anunció la llegada del polvo del Sahara a Venezuela, y que coincidió justamente con la calima con la que amanecía la ciudad, Florencia Cordero, coordinadora de Sustentabilidad de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), extensión Guayana, explicó que lo que se veía realmente no era producto de las arenas del Sahara, sino de las quemas de vegetación.

“Estamos ahorita en un periodo de sequía muy, pero muy fuerte, y en los periodos de sequía es propicia la generación de incendios de vegetación. Entonces ahorita es producto de los incendios de vegetación que se están desarrollando”, detalló.

Aunque no hay cifras oficiales, solamente en enero de 2024 se habían registrado alrededor de 80 incendios hasta mediados de mes. Bomberos Forestales, día y noche siguen atendiendo continuamente este tipo de reportes.

Incendios provocados

El mayor Guillermo Ortiz, coordinador forestal del Cuerpo de Bomberos Forestales Inparques en Bolívar, recordó que todos los años hay una temporada seca acentuada este año, por el fenómeno climático El Niño. Esa sequía incide en el riesgo de incendios espontáneos. Sin embargo, la tendencia es a una mayor incidencia de incendios provocados por la inconsciencia del ser humano.

“Hay bastantes incendios provocados. Te hablo, por ejemplo, del parque Loefling, Cachamay y La Llovizna. Los cubrimos bastante por ser un área protegida y hemos tenido incendios en el parque Loefling. Se ha regenerado el mantenimiento y recuperación del Cachamay, hicieron unos cortafuegos, también en La Llovizna. Sin embargo, hacia la zona de la ciclovía hay personas que por inconsciencia, por cacería ilegal, han provocado un impacto en los espacios y ha habido algunos árboles comprometidos. Hemos tenido que ir a hacer la poda y tala, junto con Gobernación, Alcaldía y demás organismos”, explicó.

Agregó que se registraron dos incendios, atendidos a tiempo, en el parque La Llovizna. Otra zona vulnerable es la parroquia Pozo Verde por las quemas agrícolas que hacen en el sector, y que luego se transforman en incendios que se extienden a otros terrenos.

El mayor Ortiz recomienda mantener las zonas forestales despejadas de desechos y ramas secas. También insta a organizar las podas previas y recoger el material producto de ellas.

“Nada hacemos con podar algunas ramas que quedan allí y después de que se prenden cuesta mucho apagarlas. En el caso de acumulación de desechos del hogar, no improvisar con quemarla, porque muchas veces también cuesta apagarla por la cantidad de desechos de diferentes tipos que se están quemando, como plástico, telas, además de la parte de vegetación”, alertó Ortíz.

En caso de detectarse un incendio de vegetación se debe llamar al 0800-AMBIENTE, que es una línea directa nacional que redirige cada caso al VEN 911, Bomberos Forestales, Bomberos Municipales de cada ciudad y Protección Civil.

Los ciudadanos por su parte, diariamente se quejan de las afecciones respiratorias que les están provocando el humo que se concentra en toda Ciudad Guayana.

Según la base de datos del GFAS, desde 2003 hasta el 27 de febrero de 2024, las emisiones de carbono estimadas por incendios en Brasil y Venezuela han sido las más altas del último mes. Precisa que es de 4,1 y 5,2 megatoneladas de carbono, respectivamente.