viernes, 20 de mayo de 2022

Aguas residuales y una larga deuda en materia ambiental contribuyen al deterioro del ecosistema marino de Sucre

Ambientalistas y especialistas pesqueros advierten que los organismos encargados de conservar esos espacios, poco están haciendo para detener la contaminación de los mares sucrenses.

Ambientalistas y especialistas pesqueros advierten que los organismos encargados de conservar esos espacios, poco están haciendo para detener la contaminación de los mares sucrenses.

La conservación marina es tarea pendiente para la protección de los más de 700 kilómetros de costa que posee el estado Sucre en su territorio.

Las denuncias públicas a través de concentraciones y manifestaciones ciudadanas por la falta de mantenimiento e inversión al sistema de drenajes en las distintas comunidades, son una constante y aunque el principal atractivo son las potencialidades turísticas que brinda la costa sucrense, el colapso en los sistemas de aguas servidas, cuya principal desembocadura es el mar, es una materia pendiente para las autoridades.

Para los sucrenses es un orgullo contar con una playa como San Luis, en plena entrada de la ciudad de Cumaná. Sin embargo, su problema de contaminación es preocupante y lamentablemente, pues todas las aguas residuales emanadas del sector Los Uveros, llegan a su bahía, situación que parece no llamar la atención de las autoridades competentes.

La planta de tratamiento del sistema de drenaje ubicado en el sector La Llanada no funciona por falta de aireadores, debido a que los cables del sistema fueron robados y las aguas servidas caen directamente a la laguna de Los Patos, todo estos pese a que el lugar ha sido considerado de manera oficial como Área Bajo Régimen de Administración Especial (Abrae).

Así como ocurre en la zona de La Llanada, la incidencia de los robos en los sistemas de las plantas de tratamiento, se repite en otros sectores del eje costero como El Peñón, en la capital sucrense.

Alesandro Lodato, habitante del sector Los Uveros de San Luis, sostiene que la problemática ha empeorado porque en el caso de la laguna de Los Patos, la idea era que el ecosistema absorbiera el agua luego de ser tratada, pero no se está haciendo nada.

Asegura el vecino que el consejo comunal Los Uveros de San Luis, ha solicitado que los cuerpos de seguridad del Estado se hagan cargo de la vigilancia y control de las instalaciones para la conservación y preservación del ecosistema marino, pero la petición no ha sido atendida.

El problema está latente en todas las viviendas adyacentes a la avenida Universidad de Cumaná, porque todas las tuberías colapsaron y requieren de una gran inversión. La magnitud del colapso del sistema de drenaje es tan grande, que los residuos que debían pasar por debajo de la avenida por gravedad, se han quedado estancados en un terreno baldío donde se creó una laguna artificial que contribuye a la proliferación de plagas y roedores causantes de enfermedades.

A ello se le suma la falta de recolección de desechos sólidos y toda la basura de la zona va a parar precisamente, en la entrada de la laguna de Los Patos.

Con ello, lamentó que se hayan derivado otros problemas por falta de inversión, mantenimiento y seguridad. Lodato no es optimista en que el panorama en la costa sucrense pueda cambiar a corto o mediano plazo.

Alerta de contaminación

Hace más de cinco años, en un Congreso de Oceanografía organizado por la Universidad de Oriente (UDO), fueron presentados los resultados de un estudio que demostraba que los niveles de contaminación en Playa San Luis, eran superiores a los permitidos para el ingreso de bañistas a la zona.

El biólogo Fernando Blanco, lamentó que en espacios como la laguna de Los Patos, reconocida como un lugar para el desarrollo de la biodiversidad, “ahora solo sobreviven especies como las jaibas y además, la zona es peligrosa por las amenazas a la seguridad ciudadana de los sectores vecinos”, aseveró.

Destacó que ecológicamente la laguna llegó a poseer una biota importante para el desarrollo de especies como lisa, lebranche y tilapia que además, pudo ser aprovechada como ruta turística para excursionistas, pero al igual que el núcleo de Sucre de la UDO, fue afectado de manera directa por la violencia e inseguridad en sectores adyacentes como La Malagueña.

Al consultarle a Blanco sobre el espacio de la playa utilizado por bañistas e incluso para el desarrollo de competencias como acuatlones, explicó que la zona más contaminada de San Luis se encuentra muy cerca del puente y la laguna de Los Patos.

Sin embargo, el experto fue enfático al asegurar que organismos competentes en el área ambiental como el Instituto de Espacios Acuáticos (INEA), no están realizando estudios, ni ejecutando acciones para el tratamiento del agua que va directamente a la costa sucrense.

Luis Guilarte, experto pesquero, indicó que la contaminación marina provocada por aguas residuales, basura y residuos derivados del petróleo como el aceite que lanzan de las embarcaciones a la costa sucrense, contribuye a la afectación de la tradición pesquera en la entidad.

En su opinión, el daño a la biomasa es de magnitud considerable y por ello, muchos países se han comprometido con detener la contaminación de los medios acuáticos para frenar el calentamiento global y tener un ecosistema más aprovechable con zonas turísticas y de recreación.

Guilarte coincide con Blanco, al señalar que las instituciones competentes tienen una tarea pendiente para detener la contaminación en la costa sucrense y lamenta que el descuido pueda traer graves consecuencias, debido al acelerado crecimiento poblacional sin atención a la materia de servicios públicos y conservación.

Histórico

En 2016, la comunidad organizada, alertó al Consejo Legislativo del estado Sucre (CLES), sobre la problemática de contaminación que afecta playa San Luis en Cumaná debido a la turbidez de las aguas, la proliferación de macroalgas y organismos marinos muertos como indicadores de la contaminación.

Para la celebración de los 500 años de la llamada “primogénita del continente americano”, uno de los proyectos anunciados oficialmente, contemplaba la instalación de tuberías de plástico submarinas que debían ir 600 metros mar adentro, para canalizar el sistema de drenaje.

Sin embargo, solo se anunció la instalación de mesas de trabajo y aunque actualmente se ha asomado la posibilidad de sostener nuevos encuentros a través de la Comisión de Ambiente del Parlamento sucrense, la comunidad organizada se muestra cansada de que no se logren objetivos tangibles.

Más del autor

Trabajadores denuncian que Cardiovascular de Maturín quedó excluido de proyectos de restauración

Pacientes, enfermeras y médicos exigen al gobernador Ernesto Luna que visite el centro de salud para que constate las condiciones en las que se encuentra.

Internet: tabla de salvación y espacio para el ciberdelito

Con el confinamiento por la pandemia las rutinas cambiaron, incluyendo las de los delincuentes. Internet se convirtió en un salvavidas para muchos, pero también en camino para el fraude, las estafas, el secuestro y la pornografía.

Enrique Márquez: “CNE no ha discutido ni discutirá el voto en el extranjero hasta que no haya un acuerdo político”

El vicepresidente del ente rector dijo que se ha conversado de manera “informal” y que el tema no se va a discutir pronto en el directorio por desacuerdos entre el chavismo y la oposición.

Conindustria estima que IGTF incremente entre 12% y 18% el costo de los productos

Luigi Pisella, presidente de Conindustria, considera que este es “un impuesto bastante inflacionario”. El gremio sostiene que no están en contra de que se aplique el IGTF a los pagos en divisas, pero sí piden que este sea razonable y se reduzca de acuerdo a las tasas de inflación.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

MapMyTree: aplicación web que permite contar los árboles que se plantan en la UE

Con esta aplicación la Comisión Europea espera que se pueda saber si se alcanza el objetivo del Pacto Verde para Europa, de plantar 3 mil millones de árboles para el año 2030.

Venezuela recicla solo 5% de las 28 mil toneladas de basura que genera a diario

Caracas produce entre 400 o 500 mil toneladas de basura. El 95% de ella va al vertedero La Bonanza todos los días. Si se reciclara 80%, estos residuos pudieran convertirse en materia prima que produzca un circuito económico importante.

Contaminación, desplazamiento, desnutrición y asesinatos a mansalva: el saldo del Arco Minero del Orinoco

El informe de la Cerlas en alianza con la Plataforma contra el Arco Minero del Orinoco hila las consecuencias irreversibles del extractivismo como modelo económico y muestra cómo ha empeorado en los últimos dos años.

Clima21 hace llamado urgente a defender los parques nacionales de Venezuela

La alerta surge luego del anuncio de la creación de un Sistema Nacional de Recreación y Turismo realizado por Maduro y que comprende cien destinos turísticos, entre ellos varias zonas bajo régimen de administración especial.

ONG denuncia que una “megarrumba” se celebró en un tepuy del Parque Nacional Canaima

SOS Orinoco denunció que un grupo de empresarios del sector turismo vinculados con la administración de Nicolás Maduro organizaron una fiesta en la cima del tepuy Kusari.

103 floras bolivarenses están amenazadas por actividades humanas

A propósito del Día Internacional de la Diversidad Biológica revisamos el Libro Rojo de la Flora Venezolana 2020, para evaluar el estado de las plantas endémicas de Bolívar y la Amazonía venezolana. | Diseño Roberth Delgado