jueves, 30 mayo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Alfredo Álvarez sobre sistema eléctrico: Hay una precarización progresiva por falta de inversión

Álvarez afirma que los apagones ocurridos durante las últimas semanas son causados por factores que incluyen la falta de transparencia sobre las condiciones del sistema eléctrico.

Alfredo Álvarez, miembro del Observatorio Activos por la Luz, afirmó que la caída de producción energética de las plantas termoeléctricas ha terminado impactando negativamente al sistema eléctrico.

“La precarización de la industria petrolera, la pérdida de fuerza económica del país y la ausencia de planes de mantenimiento e inversión, afectaron el plan de desarrollo de las plantas termoeléctricas que eran, independiente del clima, una opción segura de suministro eléctrico”, indicó en entrevista para el programa Punto y seguimos de Radio Fe y Alegría Noticias.

Expresó que los cortes eléctricos ocurridos en el país durante las últimas semanas son causados por factores que incluyen la falta de transparencia sobre las condiciones del sistema eléctrico, sumado a la falta de inversión y un manejo errado por parte de autoridades.

“Hay una precarización progresiva por falta de inversión”, dijo. “Y en estos momentos la capacidad de respuesta que tiene el Estado venezolano compromete mucho sus resultados”.

Monitoreo de cortes

Álvarez informó que, tomando en cuenta solo en el estado Lara, al menos 26 sectores del área metropolitana de Barquisimeto-Cabudare sufrieron fluctuaciones o cortes eléctricos el  9 de abril.

“Hay un incremento de la frecuencia de los apagones: 14 sectores de la ciudad han reportado interrupción del servicio por espacio mayores a las cuatro horas. Esto se hace de forma súbita e imprevista”, indicó.

Destacó que sectores empresariales y gremiales han solicitado que se suministre un cronograma para que los comercios y los ciudadanos puedan organizar sus labores y operaciones, pero no ha sido posible.

Agregó que los cortes eléctricos tienen un impacto negativo en la actividad económica, pero además genera daños emocionales a ciudadanos y grupos vulnerables como abuelos y niños.