domingo, 14 abril 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Alertan que sistema interconectado del suroccidente tiene un déficit de alrededor de 596 megavatios

Mora afirma que se perdieron más de 600 millardos de dólares en instalaciones obsoletas y en adquisición de equipos de segunda mano, que se pretendían usar como plantas de generación de 24 horas.

Pedro Omar Mora, ingeniero y docente de la Universidad de Los Andes (ULA), afirmó que la crisis eléctrica en el suroccidente del país se debe a un déficit estimado en alrededor de 596 megavatios en el sistema interconectado.

Durante una entrevista en el programa De primera mano de Radio Fe y Alegría Noticias, Mora explicó que este déficit es la causa de los racionamientos eléctricos de entre cuatro a seis horas en los estados Táchira, Mérida, Trujillo, Barinas y alto Apure.

El ingeniero detalló que el Complejo Hidroeléctrico Uribante Caparo, con 300 megavatios instalados, está generando alrededor de 60 megavatios.

Asimismo aseguró que la Planta Páez, según el gobierno, está generando 120 megavatios, pero de acuerdo con sus cálculos no supera los 20 megavatios, debido a limitaciones en el espejo de agua del embalse de Santo Domingo.

A su juicio, se requerirían alrededor de 313 piscinas olímpicas de 50 metros de largo por 10 metros de ancho para poder generar 120 megavatios durante 6 horas, como dijo el gobernador del estado Mérida en sus redes.

Falta de mantenimiento y equipos obsoletos

Según el ingeniero, la causa del problema radica en la falta de mantenimiento en los sistemas eléctricos y de inversiones necesarias en la infraestructura.

Mora afirmó que se perdieron más de 600 mil millones de dólares en instalaciones obsoletas y en la adquisición de equipos de segunda mano, que se pretendían usar como plantas de generación de 24 horas.

Sin embargo, el resultado fue que al no haber combustible disponible ni siquiera para las térmicas convencionales, se extrajo más energía de la generación hidráulica de la prevista.

Añadió que los sistemas hidráulicos de la zona occidental no están diseñados para funcionar las 24 horas debido a las limitaciones en la planificación y desarrollo de generación térmica en el país.

Alternativas sin gran inversión

Ante esta situación, la ULA, a través de la Escuela de Ingeniería Eléctrica y la Facultad de Ingeniería, propuso alternativas que podrían mitigar la crisis sin grandes gastos.

Entre estas alternativas se incluye solicitar al presidente un decreto para establecer dos husos horarios, lo que podría ahorrar hasta 300 megavatios al reducir la necesidad de turbinar en Guri.

Asimismo, la instalación de sistemas fotovoltaicos a gran escala en los 16 embalses cercanos a las centrales hidroeléctricas del país, permitiendo generar energía solar durante el día y utilizar el agua turbinada durante la noche, aprovechando la mayor demanda eléctrica en ese período.