jueves, 29 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

RBD dice adiós a los escenarios con nostalgia y emoción

La gira Soy Rebelde Tour fue un broche de oro para la carrera de RBD. Un tour que quedará en la memoria de todos los fans como una despedida inolvidable.

El Estadio Azteca de la Ciudad de México se vistió de gala la noche del 21 de diciembre para despedir a RBD, la banda mexicana que marcó a toda una generación.

Después de 4 países, 27 ciudades y más de 50 espectáculos, la agrupación se retiró de los escenarios para siempre.

El concierto fue un espectáculo de primer nivel, con una producción espectacular que incluyó efectos especiales, pirotecnia y un despliegue de luces y sonido.

Los cinco integrantes de RBD, Anahí, Dulce María, Maite Perroni, Christian Chávez y Christopher Uckermann, se lucieron sobre el escenario interpretando sus éxitos más emblemáticos.

El público, que llenó por completo el Estadio Azteca, respondió con entusiasmo a cada una de las canciones. Los gritos, los coros y los bailes se hicieron escuchar durante toda la noche, creando una atmósfera de euforia y nostalgia.

Los artistas estuvieron presentes ante más de 80 mil personas en un estadio que antes fue abarrotado por figuras como Madonna, Vicente Fernández o U2. Anteriormente el grupo llenó el Foro Sol durante seis noches a partir del 30 de noviembre, convocando en total a unas 390 mil personas, según la promotora Ocesa.

Anahí, Dulce María, Maite Perroni, Christian Chávez y Christopher Uckermann aprovecharon el concierto para despedirse de sus fans. Todos ellos expresaron su agradecimiento por el apoyo que han recibido durante más de una década.

“¡¡Por cada estrella en el frente! ¡Por cada sombrero rosa! ¡Por cada señal que me diste! Gracias infinitas”, escribió Anahí en su cuenta de Instagram.

“RBD seguirá existiendo aunque se termine… porque ustedes se han encargado de darle vida, de mantenernos en su pensamiento, en su vida y en su corazón”, dijo Dulce María. “Gracias infinitas, gracias por no parar de soñar, gracias por ser un motor gigante para que atravesara tantos miedos y su amor me hizo seguro cada día que sentí que ya no podía más”.

La actriz y cantante Maite Perroni aprobó una entrevista con la revista Billboard, para hablar sobre el reencuentro y el futuro de la banda.

“La realidad es que nuestro último concierto es este 21 de diciembre. Ilusiones tenemos, ganas. ¡Ha sido hermoso! Por supuesto que la ilusión de poder seguir construyendo algo juntos se mantiene. Veremos qué nos depara el destino y la vida; no lo sabemos hoy por hoy. Estamos en un proceso distinto, en este cierre de ciclo, terminando esta gira en México, en el Estadio Azteca, muy ilusionados y tremendamente agradecidos”, comentó la cantante.

El concierto de RBD en el Estadio Azteca fue un momento histórico para la música latina. Una despedida llena de nostalgia y emoción que quedará grabada en la memoria de todos los fans de la banda.

No ocurrió

A pesar de que el sexto integrante de RBD, el actor mexicano Alfonso Poncho Herrera, aclaró en reiteradas ocasiones que no podría estar en el reencuentro de la banda mexicana por agenda laboral, los fanáticos de la agrupación guardaban esperanzas de verlo, al menos, en el último concierto de la gira.

No fue así. Poncho Herrera, como bien dijo a medios de comunicación, estaría “grabando” para estas fechas, además, con la promoción de su nueva serie en Netflix, Rebel Moon.

Un reencuentro sin precedentes

El reencuentro de RBD fue un evento sin precedentes que revivió momentos, creó nuevos recuerdos y le permitió a Anahí, Dulce, Maite, Christian y Christopher, despedirse de la generación RBD.

Los cinco integrantes de la banda se reencontraron después de 12 años, y la química entre ellos se mantuvo intacta. En el escenario se mostró como una familia, compartiendo risas, lágrimas y recuerdos.

El reencuentro de la emblemática banda mexicana también permitió que la generación RBD se reuniera. Fans de todas las edades viajaron desde todos los rincones del mundo para ver a sus ídolos en vivo. El Estadio Azteca se convirtió en un lugar de encuentro para todos los que alguna vez soñaron con ser parte de la banda.

Un legado que perdurará

RBD es una banda que marcó a toda una generación. Su música, sus letras y su mensaje de esperanza y superación inspiraron a millones de personas en todo el mundo.

La gira Soy Rebelde Tour fue un broche de oro para la carrera de RBD. Un tour que quedará en la memoria de todos los fans como una despedida inolvidable.

RBD es una banda que seguirá existiendo en el corazón de sus fans. Su legado perdurará por generaciones.