domingo, 3 marzo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

La vainillina también sirve para desarrollar plásticos

El compuesto aromático de origen sintético se puede producir a partir de materiales como la lignina, que es un derivado de la producción de celulosa.

Un equipo interdisciplinario de investigadores ha desarrollado plásticos de base biológica a partir de vainillina. Su degradación puede desencadenarse mediante la irradiación con luz.

Los expertos pudieron desarrollar polímeros reticulados que contienen componentes básicos en su columna vertebral a base de vainillina. La vainillina se puede producir a partir de materiales como la lignina, que es un subproducto de la producción de celulosa.

Desde productos masivos económicos hasta materiales de alta tecnología personalizados, el mundo moderno sin plásticos es inimaginable. La principal desventaja de esto es el uso de combustibles fósiles y las crecientes cantidades de desechos.

Un nuevo enfoque podría ser la producción de plásticos de alta calidad hechos de biomasa que podrían degradarse en componentes reciclables. Esto se daría con luz de una longitud de onda específica, como lo demostraron los investigadores en la revista Angewandte Chemie.

El derivado de la vainillina desarrollado por el equipo con este propósito absorbe luz a 300 nanómetros y entra en estado de excitación. Esto conduce a una reacción química que desencadena la degradación del polímero.

Enfoque prometedor

Debido a que esta longitud de onda no está contenida en el espectro de la luz solar que llega a la Tierra, se evita la degradación no planificada. Los investigadores pudieron recuperar el 60% de los monómeros, que pudieron volver a polimerizarse sin pérdida de calidad.

Los polímeros reticulados fotodegradables, reciclables y renovables hechos de recursos de biomasa (en este caso, vainillina) son un enfoque muy prometedor para producir plásticos más sostenibles. La degradación provocada por la luz es respetuosa con el ambiente y ofrece la ventaja del control espacial y temporal.

La vainillina es el principal compuesto aromático de las vainas de la orquídea Vanilla.

La vainilla natural se extrae de las semillas de una vaina para dar sabor a un plato. En cambio, el compuesto aromático conocido como vainillina se produce sintéticamente, ya que solo es posible cultivar plantas de vainilla en condiciones específicas y la cantidad producida no cubre la demanda del mercado.