lunes, 15 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Troncal 10 continúa intransitable pese a promesas del gobernador de Bolívar

El dirigente César Ramírez denunció que desde hace más de siete años no se hace mantenimiento en la troncal 10, vía internacional que comunica Venezuela con Brasil.

A pesar de las promesas electorales del gobernador de Bolívar, Ángel Marcano, la troncal 10 continúa intransitable. Sobre esta vía internacional que comunica a Venezuela con Brasil son constantes las denuncias de viajeros y choferes de por puestos, autobuses y gandolas por el pésimo estado de la vialidad, provocando daños en los vehículos, incluso accidentes.

El dirigente político y vocero de Fuerza Vecinal, César Ramírez, describió que esta vialidad del sur de Bolívar está llena de alcantarillas tapadas, sin ningún tipo de señalización, grandes huecos y tramos en los que ya no existe asfaltado, asegura que este es el triste panorama que ven quienes transitan por esta vialidad.

“Hay que recordar que a esta carretera no se le hace mantenimiento desde hace más de siete años porque Justo Noguera nunca reparó la troncal 10, y en lo que va de gestión del gobernador Ángel Marcano, quien asumió el cargo de manera ilegal mucho antes de las elecciones de noviembre del 2021, tampoco se ha iniciado un plan de recuperación de la vía”, señaló el dirigente.

Ramírez recordó que la reparación de la troncal 10 se convirtió en solo promesa electoral de los gobernantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

“Marcano aseguró que en su gestión iba a reactivar las tres plantas de asfalto, e iba a reparar la carretera hacia Brasil, hacia Santa Elena de Uairén, que la iba a pavimentar, que la iba a pintar, a señalizar, que iba a reparar las alcantarillas y ni siquiera un solo hueco ha tapado”, lamentó.

Ramírez agregó que le resulta paradójico que por la troncal 10 transite todo el material aurífero del Arco Minero del Orinoco y se movilice la economía minera, mientras que el dinero no se invierte en mejoras de la vialidad, ni para las escuelas, hospitales o para la seguridad de los pueblos del sur.

“El Arco Minero del Orinoco se ha traducido en hambre, miseria, desolación y violencia para los pueblos del sur del estado Bolívar”, concluyó Ramírez.