miércoles, 25 de mayo de 2022

Seis funcionarios de la PEB están involucrados en la ejecución de Aldrin Torres y su pareja

El doble homicidio se esclarece a casi cuatro años de lo sucedido. El Cicpc confirma que Torres y Rebeca Núñez fueron ejecutados tras las denuncias del exdiputado sobre mafias mineras y el deterioro de CVG Minerven.

El doble homicidio se esclarece a casi cuatro años de lo sucedido. El Cicpc confirma que Torres y Rebeca Núñez fueron ejecutados tras las denuncias del exdiputado sobre mafias mineras y el deterioro de CVG Minerven.

@mlclisanchez

El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) detuvo a seis funcionarios de la brigada de inteligencia de la Policía del estado Bolívar (PEB), responsables del homicidio del dirigente del PSUV y exdiputado del Consejo Legislativo del estado Bolívar (CLEB) Aldrin Torres y su pareja, Rebeca Núñez.

Los cuerpos fueron hallados a escasos metros del carro calcinado de Torres, 11 días después de los reportes de desaparición, en agosto de 2018 | Foto cortesía

Así lo informó vía redes sociales Douglas Rico, director del cuerpo de seguridad. El Cicpc atribuyó el delito a las denuncias de Torres contra las mafias del oro al sur del estado Bolívar.

El caso se esclarece a casi cuatro años de la desaparición forzada y posterior muerte de ambos. Apenas en enero de este año, el Consejo Legislativo del estado Bolívar (CLEB) designó una comisión para investigar los homicidios.

El Cicpc reseñó que luego de investigar registros de llamadas telefónicas, el cuerpo policial dio con los números de teléfono de los funcionarios activos Jhonas Oven y Héctor Fuenmayor. Luego determinó que estos tenían una actividad no habitual con otras líneas telefónicas pertenecientes a los funcionarios Miguel Camacho, Randy Zambrano, José Zamora y Antonio Pérez, antes, durante y después de la desaparición y muerte de las víctimas.

Además analizaron vídeos de las cámaras de seguridad ubicadas en las adyacencias de la vivienda de las víctimas. Las cámaras registraron la presencia de tres vehículos fuera de la casa, uno de estos, pertenece a Fuenmayor.

Los seis funcionarios fueron ubicados y trasladados al despacho del Cicpc y tras los interrogatorios el cuerpo policial determinó que el 1 de agosto de 2018 los funcionarios detenidos hicieron vigilancia estática a las afueras de la residencia de Torres y Núñez, luego los siguieron, interceptaron y los detuvieron contra su voluntad.

Los policías se llevaron a las víctimas, y en una zona boscosa en el kilómetro 37, vía El Rosario ejecutaron a Aldrin Torres con un arma de fuego. Según el parte actual del Cicpc a Rebeca Núñez la golpearon en la cabeza con un objeto contundente, pero eso contrasta con el parte emitido en 2018, donde decía que la mujer recibió un disparo en la cabeza. Luego los victimarios incendiaron el vehículo.

“Todo esto motivado a problemas políticos, ya que Aldrin se encontraba denunciando irregularidades contra las mafias del oro que operaban en Guayana”, admite el Cicpc.

Durante el mandato del exgobernador Francisco Rangel Gómez, en 2015, al dirigente oficialista Aldrin Torres le fue concedido el “padrinazgo” del municipio Sifontes, el hombre tenía vínculos con las zonas mineras del sur del estado Bolívar.

En 2016 fue candidato del PSUV para la Alcaldía de Sifontes, pero el cambio de mando dentro de la cúpula del PSUV -después encabezada por Noguera Pietri- lo alejaron de tal aspiración. Luego, a partir de 2017, comenzó a denunciar el deterioro de CVG Minerven, en contraste con el aumento de la minería ilegal a sus alrededores coordinada por las mafias del oro.

Ejecución extrajudicial y desaparición forzada

Rebeca Núñez, de 41 años, y Aldrin Torres, de 48 años, salieron de su residencia ubicada en Ciudad Bolívar el 1 de agosto de 2018, pero no llegaron a sus sitios de trabajo ni se les volvió a ver con vida.

Tras no saber sobre el paradero de ambos, familiares pusieron la denuncia por desaparición. El exgobernador Justo Noguera Pietri denunció lo sucedido y, él junto a una comisión del Cicpc, sobrevolaron Ciudad Bolívar y adyacencias sin resultados.

 

El caso se esclarece a casi cuatro años de la desaparición forzada y posterior muerte de ambos. Apenas en enero de este año, el Consejo Legislativo del estado Bolívar (CLEB) designó una comisión para investigar los homicidios

 

11 días después, el Cicpc halló la osamenta de ambos a pocos metros del vehículo calcinado de Torres, en una zona boscosa de la autopista Simón Bolívar.

El cuerpo policial concluyó entonces que las víctimas fueron asesinadas el mismo día que fueron capturadas. Después del hallazgo de los cuerpos no se volvió a hablar del caso, hasta ahora.

Aldrin Torres y Rebeca Núñez son dos de las, al menos, 25 personas que en 2018 fueron reportadas como desaparecidas al sur del estado Bolívar según datos compilados por la Comisión para los Derechos Humanos y la Ciudadanía (Codehciu).

Esto forma parte de un patrón de desapariciones forzadas que están vinculadas directa o indirectamente con la extracción aurífera en la zona en la que grupos delincuenciales, cuerpos policiales y militares se disputan el control de los yacimientos. El patrón va en aumento desde 2016, año en que se creó la Zona de Desarrollo Estratégico Arco Minero del Orinoco (AMO).

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img