sábado, 22 junio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

OVV Bolívar: Diversificación de delitos en abril evidencia profundización de la violencia en el estado

Agresiones, robos, homicidios y amenazas forman parte de los diferentes modos de violencia que reseñaron los medios de comunicación durante el mes de abril en el tercer estado más violento del país.

Durante el mes de abril, en el estado Bolívar se registraron al menos 21 casos de violencia reseñados por medios de comunicación, que a través de sus diferentes modos y manifestaciones evidencian una problemática que se acentúa en la que para 2023 fue la tercera entidad con la tasa más alta de muertes violentas del país, según el Informe Anual de Violencia del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV).

A partir del monitoreo realizado por el OVV en Bolívar se recopilaron datos de diferentes tipos de delitos que incluyen homicidios, robos, lesiones, amenazas de muerte, coacciones, agresiones sexuales y un presunto intento de secuestro a un menor de edad.

Aunque los robos (38,1%), agresiones (28,57%) y homicidios (9,52%) siguen siendo los delitos más frecuentes, el contexto violento en Bolívar también incluye amenazas en las comunidades, sicariato por presunto ajuste de cuentas y agresiones mortales dando muestra de la profundización de la violencia en todos los sectores.

Mientras tanto, ni los hogares son espacios seguros para los habitantes de la entidad. En el mes de abril, el 29% de los delitos se cometieron dentro del hogar, un dato que está estrechamente relacionado al aumento de las denuncias de violencia basada en género y violencia intrafamiliar que deja a niños, niñas y mujeres como principales víctimas.

Por otro lado, en las comunidades, los ciudadanos quedan expuestos al control de grupos delictivos, como fue el caso de los vecinos del sector de Altagracia en Upata, municipio Piar, quienes denunciaron a un hombre que imponía sus propias reglas en la zona y los amenazaba de muerte.

A diferencia de este caso, el OVV Bolívar ha alertado sobre el dominio de bandas delictivas en diversas poblaciones de la región donde ha habido un proceso de naturalización de estas organizaciones por parte de los ciudadanos al no existir intervención estatal.

Las muertes violentas, que para el año pasado alcanzaron una tasa de 38.5 por cada cien mil habitantes en Bolívar, continúan afectando a la entidad. El mes pasado, dos jóvenes fueron asesinados por motorizados en el barrio Nueva Miranda de Ciudad Bolívar, municipio Angostura del Orinoco. Testigos del hecho dijeron a los medios de comunicación que personas a bordo de una motocicleta llegaron al sector y dispararon contra sus víctimas.

Anthony Rafael Bermúdez fue otra de las víctimas de homicidio en Bolívar durante abril. El joven de 21 años fue asesinado en San Félix, municipio Caroní. De acuerdo a la reseña de la prensa, Bermúdez López fue sometido y llevado a una zona boscosa de la comunidad, donde lo golpearon con palos y le causaron la muerte.

Desde el OVV Bolívar se alerta que los niveles de violencia en la región requieren atención inmediata por parte de las autoridades. La tasa de homicidios, la violencia contra la mujer y la violencia tanto en zonas urbanas como mineras requieren que el Estado tome medidas contundentes para detener la recurrencia de estos delitos y garantizar la seguridad de los ciudadanos.

De igual forma, el equipo del OVV regional recordó que la violencia tiene un impacto devastador en la vida de los ciudadanos que, además, se enfrentan a las dificultades propias del contexto regional y nacional por lo que suma un llamado a atender las causas estructurales de la violencia, como la pobreza y la desigualdad.