lunes, 17 junio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Funcionarios de Fiscalía venezolana llegan a Chile para esclarecer homicidio de exmilitar

Hasta el momento hay un solo imputado por el secuestro y homicidio de Ojeda: un joven de 17 años, también venezolano, que permanece en un centro juvenil desde marzo.

Una comitiva de altos funcionarios de la Fiscalía General de Venezuela llegó el martes a Chile para colaborar en la investigación del homicidio del exmilitar venezolano Ronald Ojeda, ocurrido en febrero pasado en Santiago, y cuya autoría y circunstancias aún no se han esclarecido.

El director de Asuntos Internacionales del Ministerio Público venezolano, Álvaro Cabrera, y el director general contra Delitos Comunes, Ángel Fuenmayor, se reunirán este jueves con sus pares de la Fiscalía chilena, según informó el fiscal nacional del país sudamericano, Ángel Valencia.

“Este jueves habrá una reunión en Santiago de nuestro jefe de la Unidad de Cooperación Internacional, que es el par del jefe de la Unidad de Cooperación Internacional de la Fiscalía de Venezuela que integra la delegación, con el propósito de intercambiar información”, señaló Valencia en un punto de prensa desde la ciudad norteña de Antofagasta.

Hasta el momento hay un solo imputado por el secuestro y homicidio de Ojeda: un joven de 17 años, también venezolano, que permanece en un centro juvenil desde marzo.

Otros dos sospechosos fueron identificados y tienen una orden de detención vigente, pero se encuentran prófugos de la justicia.

Valencia dijo que hay sospechas de que los dos sospechosos se encuentren en Venezuela y valoró la visita de los fiscales venezolanos.

“Nos alegra saber que reiteran su disposición a cooperar, es una información que nos parece muy satisfactoria y muy positiva; por supuesto uno espera que esa manifestación de voluntad se traduzca en hechos concretos, pero ya el hecho de manifestarla siempre es positivo”, indicó el persecutor nacional, que recordó que entre las fiscalías de ambos países hay “múltiples lazos” en común y “muchos temas que hablar más allá del caso Ojeda”.

Los restos del exmilitar venezolano los hallaron en medio de un operativo policial en la comuna de Maipú, en la región metropolitana de Santiago, en una toma irregular de terreno y sepultado a una profundidad de 1,4 metros debajo de un bloque de cemento.

Según las primeras versiones, basadas en especulaciones, grabaciones de cámaras y el hallazgo de un automóvil con uniformes falsos, a Ojeda lo sacaron en plena noche de su casa, casi desnudo, por un grupo de personas vestidas con uniformes de la Policía y conducido hacia un lugar desconocido.