viernes, 12 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Fiscalía imputó a hermanos Améstica, vinculados al caso del rapero Canserbero

Destaca el fiscal general que en sus declaraciones, transcritas por el Cicpc en el estado Aragua hace ocho años, dijeron “sin pruebas forenses” que el rapero “sufría de trastornos mentales”.

El fiscal designado por la extinta asamblea constituyente, Tarek William Saab, informó la noche de este martes que fueron imputados formalmente los hermanos Guillermo y Natalia Améstica por la presunta comisión de los delitos de falsa atestación y obstrucción a la administración de justicia en el caso de la muerte del rapero Tyrone González, mejor conocido como Cansebero, ocurrida el 20 de enero de 2015.

Saab, en sus redes sociales, indicó que los hermanos Améstica fueron imputados en la sede de la Fiscalía 85 nacional, que lleva el caso del fallecimiento de Canserbero y del bajista Carlos Molnar, pareja de Natalia, por considerar que ambos aportaron datos que no corresponden con la realidad de los hechos que llevaron a la muerte de los músicos.

Detalla el fiscal general que en sus declaraciones, transcritas por el Cicpc en el estado Aragua hace ocho años, dijeron “sin pruebas forenses” que el rapero “sufría de trastornos mentales”, al igual que aseguró que los hermanos Améstica informaron “falsamente” a las autoridades por medio del 911 de la muerte de Canserbero y Molnar “cuando ello nunca ocurrió”.

Agregó que el sitio del suceso fue “absolutamente alterado”.

Tarek William Saab informó el pasado jueves 16 de noviembre que fue enviado nuevamente un equipo al estado Aragua para recabar más datos que enriquezcan la investigación por la muerte de Tyrone González, mejor conocido como Canserbero.

Saab destacó que la misión de este equipo en su segunda incursión en el edificio Camino Real, ubicado en la urbanización Andrés Bello de Maracay, fue con el objetivo de realizar tareas como la reconstrucción de los hechos, simulación de la caída de Canserbero y pruebas de luminol en el apartamento donde se dijo que habrían manchas de sangre.