domingo, 19 mayo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Familiares exigen justicia por asesinato de comerciante en Ciudad Guayana

El dueño de un taller de latonería y pintura fue asesinado dentro de su residencia. El móvil que manejan las autoridades es el robo.

Familiares del comerciante José Gregorio Sifontes Bront exigen justicia por su homicidio, así como el esclarecimiento de los hechos. De acuerdo con el parte oficial al que tuvo acceso Correo del Caroní, la víctima fue asesinada en su residencia, donde también funcionaba su taller de latonería y pintura llamado Bront, ubicado en el sector Unare I de Puerto Ordaz.

El hallazgo del cadáver ocurrió este lunes 7 de agosto. Según relataron dolientes a este medio, empleados llegaron al lugar y tras varios llamados al dueño decidieron entrar y encontraron el cuerpo desangrado.

La minuta da cuenta de tres heridas abiertas con objeto contundente en las regiones temporal, parietal y occipital. Las autoridades manejan el robo como móvil de este crimen.

Trascendió igualmente que el o los victimarios dejaron un mensaje justificando el asesinato, hecho que hasta ahora se presume sea para desvirtuar el caso del que tiene conocimiento la Fiscalía Segunda del Ministerio Público en el estado Bolívar.

Según familiares, José Gregorio Sifontes Bront, de 68 años de edad, estaba dedicado al comercio desde muy joven. Tuvo tres hijos, uno de ellos ya fallecido. Recientemente había vendido uno de sus vehículos para ahorrar para su vejez y retirarse del negocio. En ese sentido no descartan que el móvil esté relacionado con el robo y que se trate de una persona conocida, ya que no se evidenciaron rastros de violentar la entrada de la residencia.

La víctima también alquilaba otros locales, cuyos inquilinos fueron entrevistados como parte del proceso de investigación.

“La familia Sifontes Bront pide justicia y que no se empañe la investigación, que encuentren a los culpables. Él no tenía antecedentes penales. Le dejaron un mensaje para desvirtuar el asesinato. Lo torturaron, lo desfiguraron y dejaron morir desangrado. Queremos que Douglas Rico (director del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas) se aboque al caso y no se desvirtúen los hechos”, exigió un pariente de la víctima.