jueves, 29 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Familiares de vendedor desaparecido piden al Cicpc atienda con urgencia la investigación

Vecinos de Darwin Barrios reportaron que, presuntamente, una persona lo asesinó y enterró su cuerpo en Mini Fincas. Han pasado ocho días desde que familiares reportaron el hecho los funcionarios no han activado la investigación.

@mlclisanchez

Familiares de Darwin Antón Barrios, de 40 años, desaparecido en Ciudad Guayana desde 2019, piden al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) atender con urgencia la investigación del caso ante rumores de su asesinato.

El pasado jueves 17 de febrero vecinos de Barrios reportaron a su familia que, presuntamente, un excompañero de trabajo de Barrios lo asesinó y enterró su cuerpo cerca de su casa, ubicada en el sector Mini Fincas, Puerto Ordaz.

Familiares exigen al Cicpc movilizar una comisión hacia Mini Fincas y averiguar la versión del presunto homicidio del vendedor informal | Foto William Urdaneta

Parientes del desaparecido se trasladaron al día siguiente a la comisaría del Cicpc en San Félix para pedir a los funcionarios llegar al sitio lo antes posible y hacer las pesquisas correspondientes. Pues en casos de desaparición sobran las versiones sobre lo que pudo pasarle a la persona.

Ha pasado una semana de esa última denuncia, y la Policía científica no se ha abocado al caso. “Esto no es nada fácil, estamos desesperados. No es fácil escuchar que es posible que a tu hijo lo hayan matado, tenemos tres años buscándolo, necesitamos respuestas, la Policía no ha hecho nada por nosotros”, expresó María de Jesús Barrios, madre de Darwin Barrios.

Desde enero de 2019, Darwin Barrios viajaba a las minas del sur de Bolívar para vender mercancía una o dos veces a la semana. Desapareció el 2 de diciembre de 2019, un día después de haber regresado de las minas.

Ese día salió de su residencia en Mini Fincas para hacer unas compras en el mercado de Chirica. Había notificado a su madre que regresaría pronto del mercado, pero después de las 11:00 de la mañana no contestó más su teléfono, ni se le volvió a ver con vida.

Desde entonces, su familia lo busca por cuenta propia apoyándose en los medios de comunicación para que el caso no quede en el olvido. No sienten respaldo del Cicpc, pese a introducir el reporte de desaparición en más de cinco ocasiones.

El hermano de Darwin ha recorrido las minas de Santa Elena de Uairén, Las Claritas, El Dorado y demás territorios mineros, todo sin resultados. En un momento llegaron a pedir donaciones de combustible para seguir buscándolo en territorios mineros.

“Esta es la primera vez que creo que puede ser cierto lo que nos informaron. Tengo años buscando a Darwin y nunca había sentido esto en el corazón como lo siento ahora. Lo que necesitamos es que busquen el cuerpo, por favor”, expresó su madre.

175 desapariciones que apenas son la punta del iceberg

Cuando el Estado venezolano no investiga las desapariciones, viola derechos humanos como el derecho a la vida, a la integridad física y la búsqueda en vida.

Desde 2019 hasta 2021 la Comisión para los Derechos Humanos y la Ciudadanía (Codehciu), en alianza con Correo del Caroní para un proyecto llamado Indelebles o Fosas del Silencio, los desaparecidos en la búsqueda de El Dorado, ha contabilizado 175 personas desaparecidas entre 2012 y 2021 al sur del estado Bolívar.

Todas estas personas están vinculadas directa o indirectamente con la minería ilegal y la violencia que implica. La investigación arrojó al menos seis patrones de desaparición.

La cifra obtenida hasta el momento es apenas el atisbo de un flagelo que sigue sumando víctimas, cuyo paradero el Estado no investiga ni sanciona.