domingo, 25 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Familiares buscan a una mujer y su hija de ocho años desaparecidas desde hace un año en El Callao

Marlina Astudillo -proveniente del estado Sucre- fue vista por última vez en el yacimiento El Callao ubicado en el municipio del mismo nombre, al sur del estado Bolívar.

@mlclisanchez

Marlina José Astudillo, de 30 años, y su hija Camila Astudillo, de ocho años, están desaparecidas desde enero de 2021. La última vez que vieron a la mujer estaba en el yacimiento El Callao ubicado en el municipio El Callao, al sur del estado Bolívar. Familiares desconocen la última ubicación de la niña.

En caso de tener información sobre el paradero de Marlina Astudillo, familiares piden comunicarse al 0426-1898999 y 0416-3977265 | Foto cortesía

Sus tías informaron que Marlina -oriunda del estado Sucre- trabaja en las minas desde hace dos años como vendedora de alimentos. La última vez que se fue al sector minero se llevó con ella a uno de sus cinco hijos. “Y no sabemos el paradero de esa niñita, si está viva, si está muerta, con quién está, el desespero es grande”, expresó su tía María Astudillo.

Familiares aún no ponen la denuncia ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) porque no cuentan con recursos para trasladarse desde Sucre hasta Bolívar.

“Tenemos miedo de que le haya pasado algo malo por allá, ella tiene cuatro niños pequeños aquí, que dependen de ella, y del abuelo”, señaló Astudillo.

Marlina Astudillo es de tez morena, contextura gruesa, de baja estatura y cabello largo color negro. No tiene tatuajes ni cicatrices. En caso de tener información sobre su paradero, parientes ponen a disposición los teléfonos: 0426-1898999 y 0416-3977265.

Sin investigación ni sanciones

Bolívar ocupa el tercer lugar como estado más violento de Venezuela según el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), y tres de sus municipios figuran entre los cinco más violentos del país: El Callao, Sifontes y Roscio. Todos de vocación minera.

La entidad también es uno de las regiones con tasas importantes de desapariciones, en su mayoría atribuidas al contexto violento inherente a la extracción de minerales en el Arco Minero del Orinoco.

Organizaciones defensoras de derechos humanos definen estas desapariciones como forzadas porque, aunque no hay evidencia que involucre directamente al Estado con estas desapariciones, este no garantiza la búsqueda en vida, ni impide, ni previene que ocurran, sino que sigue promoviendo la actividad minera que se nutre de la minería ilegal controlada por el pranato y que, por lo tanto, implica violencia, explotación laboral, sexual y trabajo infantil.

Correo del Caroní en alianza con la Comisión para los Derechos Humanos y la Ciudadanía (Codehciu) contabilizó al menos 35 desapariciones al sur del estado Bolívar en el último año y más de 100 reportes desde 2012 hasta el 2021. Pocos reportes llegan a las comandancias del Cicpc porque hay poca confianza en la institución.

La cifra es una actualización del proyecto de investigación colaborativo Fosas del Silencio: Los desaparecidos en la búsqueda de El Dorado.

Al menos 14 personas reportadas como desaparecidas en el último año son padres y representantes de niños, niñas y adolescentes entre los tres y 15 años de edad y que proporcionaban la principal fuente de ingresos para sus familias.