jueves, 25 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Fallecen dos indígenas pemones por retraso en el traslado hacia la unidad de quemados del Ruiz y Páez

Tras explosión de una cisterna de gasoil volcada en Gran Sabana, las víctimas esperaron 48 horas por el traslado a la unidad de quemados del hospital Ruiz y Páez en Ciudad Bolívar, lo que motivó denuncias del personal sanitario que advirtió que el retraso puso en peligro sus vidas.

@mlclisanchez

David José Pérez Romero, de 36 años, y Michael Orsani, de 24 años, fallecieron el sábado 16 de enero. Eran dos de las tres personas que resultaron heridas tras la explosión de una cisterna de gasoil volcada cerca de la comunidad de Santa Cruz de Mapaurí, en la troncal 10 del municipio Gran Sabana.

Pérez presentaba quemaduras de segundo grado en 78% de su cuerpo, incluyendo áreas críticas como manos, cabeza y tórax. Mientras Orsani presentaba quemaduras en 70% de su cuerpo. Ambos tenían afectación de las vías respiratorias superiores.

Anthony Vásquez Noguera, de 32 años, el tercer lesionado, continúa recluido en el hospital Ruiz y Páez con quemaduras de segundo grado en 64% del cuerpo y con diagnóstico reservado.

Pérez, Orsani y Vásquez ameritaban traslado urgente hacia la unidad de quemados del hospital Ruiz y Páez de Ciudad Bolívar, la mañana del lunes 12 de enero cuando ocurrió la explosión.

Sin embargo, en un principio fueron recluidos en el Hospital Rosario Vera Zurita en Santa Elena de Uairén, a 702 kilómetros y 10 horas de distancia de la única unidad de quemados del estado Bolívar.

A Ruiz y Páez llegaron el miércoles 14 de enero a las 10:00 de la mañana, 48 horas después del incidente, pues el traslado fue postergado.

Por orden de la Gobernación de Bolívar, los lesionados debían ser trasladados vía aérea hasta Puerto Ordaz y en ambulancia hasta el hospital de Ciudad Bolívar el martes 13 de enero. Pero trascendió extraoficialmente que el vuelo se suspendió por el clima.

Personal sanitario del Ruiz y Páez había denunciado que conforme pasaba el tiempo, la vida de los pacientes corría mayor riesgo, pues ameritaban cuidados especiales.

“Ese traslado mal hecho y atrasado complicó mucho más sus estados de salud, las autoridades deben dotar adecuadamente y suministrar los equipos y materiales para nosotros poder salvar vidas”, manifestó el vicepresidente del gremio de enfermeros, Camilo Torres.

La primera semana de enero de 2021, el Colegio de Enfermeras del estado Bolívar denunció que en la unidad escasean el 80% de los insumos para realizar las curas diarias de los pacientes, como Betadine, gasas, guantes y vendas. A lo que se le suman retrasos en los traslados, tomando en cuenta que la unidad de quemados del Ruiz y Páez recibe pacientes de otros municipios de la región y de Amazonas, Delta Amacuro, Anzoátegui y Monagas.

Accidente

La cisterna se volcó el domingo 12 de enero en la troncal 10 del municipio Gran Sabana. Extraoficialmente se conoció que la unidad estuvo volcada en el sitio por más tiempo del previsto, porque no había grúa disponible para levantar el siniestro.

De acuerdo con la versión oficial, un día después del accidente de tránsito los indígenas intentaron extraer combustible del vehículo, pese a que debió estar custodiado por funcionarios de la Guardia Nacional. Durante la maniobra explotó la cisterna.