sábado, 25 mayo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Evaluación psiquiátrica confirmó que mujer señalada por rapto de niños padece trastornos mentales

La mujer fue trasladada a un centro de salud mental por lo que no fue imputada. Las autoridades aseguran que no tienen denuncia formal de casos recientes de niños desaparecidos en Bolívar.

El 13 de septiembre, en la calle El Progreso del sector Moscú II, en San Félix, municipio Caroní del estado Bolívar, María Pinto, una mujer de 32 años fue amarrada a un poste mientras la comunidad arremetió a golpes contra ella hasta confesar el supuesto rapto de seis menores de edad y traficar sus órganos.

La “confesión” causó conmoción y alarma porque el video de ese hecho se difundió en redes sociales. La Policía Nacional la detuvo y abrió una investigación. Los funcionarios se trasladaron hasta la vivienda en la que María Pinto dijo tener a otros niños secuestrados en el sector Palo Grande, en San Félix, pero no encontraron a ningún niño. Miembros del consejo comunal del asentamiento campesino Los Caratales dijeron que la mujer no tenía residencia fija, que deambulaba por el sector y que tenía problemas mentales.

El único caso de desaparición que se confirmó fue el de una niña de 6 años, que apareció el mismo día. Por ese hecho se difundió en Facebook una alerta con la foto de María Pinto como responsable | Foto Jhoalys Siverio

En su bolso hallaron medio paquete de chupetas, aunque los vecinos del sector Moscú II afirmaron en varias oportunidades que encontraron otras cosas que la implicaban, como amoníaco, números telefónicos, entre otras cosas de las que no hay un registro audiovisual.

“Yo no vi, no me quise acercar, pero los vecinos dicen que en el bolso tenía las chupetas que les daba a los niños para llevárselos, y los números de las personas a las que se las entregaba”, fue uno de los comentarios de los residentes.

Las autoridades policiales no tienen ninguna denuncia formal actual de niños desaparecidos, ni tampoco de algún caso relacionado con el tráfico de órganos según afirmaron a medios de comunicación.

Lo cierto es que días antes desapareció una niña de seis años del sector La Granja. La menor apareció el mismo día según versión policial. La abuela dijo que desapareció un jueves y apareció el sábado de esa semana.

En la Comisaría La Victoria, en cambio, informaron que la madre notificó el caso, pero horas más tarde informó igualmente la aparición de su hija de seis años, la segunda de cuatro hermanos. También trascendió que el tío de la niña conocía a la mujer y la llevó a su casa.

A raíz de ese hecho, en Facebook circuló una foto de Pinto señalándola de ser la responsable de raptar a niños. Ese día, uno de los residentes la reconoció y avisó al resto. La amarraron a un poste y la golpearon hasta que dijo haber secuestrado al menos seis niños.

“Nunca la había visto por el sector, solo ese día que la vieron por aquí y la reconocieron porque en Facebook pasaron su foto y dijeron que fue la que se había llevado a la niña del sector La Granja, que apareció ese mismo día”, dijo una vecina.

No obstante, además del caso de la niña del sector La Granja, los habitantes de Moscú II admitieron que en el sector no se ha registrado situación similar y desconocen de otro caso.

La comunidad pidió a las autoridades una investigación y que la medida, sea cual fuese, resguardara a los niños. Esto a propósito de que el parte oficial indicó que la mujer, de 32 años, presenta desequilibrios mentales. Por ello se le practicó una evaluación psiquiátrica que confirmó esta versión y fue llevada a un centro de salud mental. No fue imputada.