martes, 5 de julio de 2022

EE UU acusó a cardiólogo venezolano de vender ransomware y cooperar con cibercriminales

Moisés Luis Zagala González, de 55 años, era conocido en internet bajo los alias “Nosophoros”, “Aesculapius” y “Nebuchadnezzar”.

Moisés Luis Zagala González, de 55 años, era conocido en internet bajo los alias “Nosophoros”, “Aesculapius” y “Nebuchadnezzar”.

La Justicia de Estados Unidos acusó a un cardiólogo venezolano residente en su país de crear y vender programas malignos (ransomware), entrenar a piratas informáticos en el arte de la extorsión y compartir beneficios con cibercriminales.

El médico Moisés Luis Zagala González, de 55 años y de nacionalidad venezolana y francesa, era conocido en internet bajo los alias “Nosophoros”, “Aesculapius” y “Nebuchadnezzar”. Con esos sobrenombres creó varias herramientas que atacaban redes informáticas a cambio de un rescate, según un documento del Departamento de Justicia.

En 2019, el acusado empezó a promocionar en foros de internet una herramienta llamada Thanos. Esta “permitía a los usuarios crear su propio software maligno único, que podrían usar o alquilar para el uso de otros cibercriminales”. De hecho, recibió unos cuantos comentarios halagadores de sus clientes, indicó la nota.

Según el fiscal del Distrito Este de Nueva York, Breon Pearce, era un “médico multitarea”. El cardiólogo venezolano ponía nombres relacionados con la muerte a sus programas, “entrenaba a los atacantes sobre cómo extorsionar a sus víctimas y presumía de los ataques exitosos”, de acuerdo con la Justicia estadounidense.

El FBI lo contactó

Los investigadores señalaron que Zagala tenía “conocimiento” de que sus clientes, a los que cobraba en dinero fíat y criptomonedas, usaban sus herramientas para el cibercrimen. Una vez se hizo eco de una “noticia sobre un grupo de piratas patrocinados por el Estado iraní que usaron Thanos para atacar a empresas israelíes”.

En 2020, un agente del FBI compró clandestinamente una licencia de Thanos y pudo descargar el software de Zagala. Ello le dio acceso al acusado, quien le dijo que ya no tenía “hueco” en su “programa de afiliados”. También reveló que a veces llegaba a ayudar hasta a 20 piratas al mismo tiempo.

A principios de este año, las autoridades se entrevistaron con un familiar de Zagala que residía en el estado de Florida y que declaró voluntariamente. Dijo que el acusado, autodidacta en la programación informática, usaba su cuenta de PayPal para recibir “beneficios ilegales”.

Zagala, quien reside en Ciudad Bolívar, Venezuela, está formalmente acusado de intento de intrusión informática y conspiración para cometer este delito. En este sentido se enfrenta a 5 años de cárcel por cada cargo si es condenado.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img