miércoles, 21 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Buscan a hermanos desaparecidos en Gran Sabana desde 2020

Los hermanos -oriundos del estado Anzoátegui- están desaparecidos desde noviembre de 2020 cuando iban por primera vez a practicar la minería. Familiares no saben si los desaparecidos llegaron a su destino en el municipio Gran Sabana.

@mlclisanchez

Francisco José Hernández, de 44 años, y Germán José Hernández, de 40 años, están desaparecidos desde el 17 de noviembre de 2020. Ambos salieron desde El Tigre, estado Anzoátegui, hacia las minas del municipio Gran Sabana, estado Bolívar, con la promesa de regresar el 18 de diciembre.

Militza Hernández, hermana de los desaparecidos, reportó que lo último que supo fue que ambos salieron de El Tigrito en una camioneta Van blanca que, según el chofer, cargaba pasajeros hasta el sur de Bolívar. Sus hermanos le notificaron que llegaron a Puerto Ordaz el 17 de noviembre a las 6:00 de la tarde. Después de eso, no volvieron a comunicarse.

Era la primera vez que planeaban dedicarse a la minería. Lo hicieron porque ambos estaban desempleados desde hace más de un año. Su hermana intentó poner la denuncia ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) pero desconfía de los funcionarios. “Aquí no nos hacen mucho caso. Dicen que a lo mejor están trabajando minas adentro, que hay que esperar dos o tres años porque la gente se pierde en esas minas, nos han dicho tantas cosas que… no sé”, expresó.

Si tiene información sobre el paradero de ambos, comuníquese al teléfono: +58 424 870 8470

Como la mayoría de los familiares de personas desaparecidas, Hernández emprendió la búsqueda de sus hermanos por cuenta propia a través de las redes sociales. No tiene los medios para costear el traslado desde El Tigre hasta Santa Elena de Uairén.

La mujer relata que investigando en redes sociales dio con una publicación de un grupo de rescatistas de Brasil -de enero de 2021- en un grupo de Facebook. Se trataba del reporte de rescate de un hombre en estado de desnutrición, que fue encontrado en la carretera que comunica a Venezuela con Brasil. Los rescatistas presumen que escapó de un secuestro.

Cuando Hernández vio la foto del hombre tuvo la certeza de que era su hermano Francisco Hernández, pues reconoció la cicatriz que tiene en la cabeza, por eso se puso en contacto con funcionarios de Protección Civil en Brasil, pero no ofrecieron mayores detalles del caso. “Quise seguir el caso, pero no conseguí nada. Ese muchacho tiene una cicatriz en la cabeza como mi hermano. Les pedí información a la gente de Brasil, pero dijeron que no podían dar información a personas desconocidas”, dijo.

Francisco José Hernández es un hombre de 44 años, de tez oscura, contextura delgada y 1,60 metros de altura aproximadamente. El hombre tiene una cicatriz en medio de la cabeza, resultado de un accidente laboral, hace más de cinco años.

Su hermano, Germán José Hernández, de 40 años, también es de tez oscura, de baja estatura y contextura delgada. Tiene marcas en la piel por psoriasis.

De tener información sobre el paradero de ambos, su hermana pone a disposición el teléfono: +58 424 870 8470.

Más de 35 desapariciones en un año

Correo del Caroní en alianza con la Comisión para los Derechos Humanos y la Ciudadanía (Codehciu) contabilizaron al menos 35 desapariciones al sur del estado Bolívar en el último año y más de 100 desde 2012 hasta 2021. Los hermanos Hernández forman parte de un patrón que va en aumento desde 2016, y que se alimenta de la violencia impuesta por las dinámicas de extracción de minerales en el Arco Minero del Orinoco y la migración de mineros, indígenas, comerciantes y demás personas al territorio para procurar sustento ante la crisis económica del país.

Al llegar, los migrantes internos quedan a merced de un contexto de violencia y explotación laboral y sexual ampliamente documentado por el Centro de Derechos Humanos de la UCAB Guayana y el alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

“A pesar de la considerable presencia de fuerzas militares y de seguridad en la región, y los esfuerzos realizados para abordar la actividad criminal, las autoridades no han podido investigar y llevar a juicio las violaciones de los derechos humanos, los abusos y los delitos relacionados con la minería”, expresó la alta comisionada de la ONU para Derechos Humanos Michelle Bachelet en la presentación del informe Independencia del sistema judicial y acceso a la justicia en la República Bolivariana de Venezuela, también respecto de las violaciones de los derechos económicos y sociales, y situación de los derechos humanos en la región del Arco Minero del Orinoco, publicado en julio de 2020.