jueves, 29 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Asesinada artista circense venezolana en estado Amazonas de Brasil

Julieta Hernández había partido hace dos meses en su bicicleta con la intención de llegar a Puerto Ordaz, estado Bolívar, para pasar el fin de año con su madre.

Julieta Hernández, artista circense venezolana y viajera de bicicleta, fue asesinada en el estado Amazonas de Brasil, específicamente en la ciudad Presidente Figueiredo. Su cuerpo fue encontrado la noche del 5 de enero junto a su bicicleta que estaba destrozada. El último contacto telefónico que tuvo con sus conocidos fue el 23 de diciembre.

De acuerdo con el portal Do Urubi, la mujer fue “brutalmente atacada por una pareja” para robarle el celular. Las autoridades informaron que Hernández fue agredida por Thiago Da Silva, de 32 años de edad, y por Deliomara dos Anjos Santos, de 29 años. Responsables del crimen y de la ocultación del cadáver. 

Dos Anjos Santos confesó que su pareja, bajo los efectos de las drogas y el alcohol, no solo amenazó a la víctima con un cuchillo para robarle el teléfono, sino que también abusó sexualmente de ella. Ante los celos, la pareja de Thiago Da Silva, les echó alcohol y los prendió en fuego. El hombre huyó en busca de atención médica y fue cuando Deliomara dos Anjos Santos ahorcó a Hernández con una soga.

El cuerpo de la artista venezolana fue enterrado en el patio trasero de una casa que estaba bajo el cuidado de los asesinos tras envolver el cuerpo en lona, alfombra y follaje. Algunas de las pertenencias de Julieta Hernández fueron encontradas sobre el techo de la vivienda y los asesinos confesaron que los demás objetos fueron lanzados al río Urubui.

Los responsables del homicidio fueron apresados y esperan la audiencia de presentación.

Julieta Hernández, de 37 años de edad, residía en Sao Paulo desde 2016 y formaba parte del colectivo feminista Circo di SoLadies, una compañía de teatro en la que se presentaba como la “payasa Jujuba”. Hace dos meses había partido en su bicicleta con la intención de llegar a Puerto Ordaz, estado Bolívar, para pasar el fin de año con su madre, indicó el grupo de teatro.

El Circo di SóLadies calificó el crimen de la artista como feminicidio y dijo, que al igual que ella, sus integrantes siguen “soñando con un mundo en el que las mujeres puedan caminar sin miedo, los niños sean libres para jugar y las payasas solo se quiten sus narices cuando vayan a descansar”.