lunes, 23 de mayo de 2022

Alcalde de Puerto Carreño reporta desplazamiento masivo de apureños a su municipio

Además de la muerte, las familias temen el reclutamiento de sus hijos. FundaRedes Amazonas señala que para el 15 de enero habían arribado a la población colombiana 989 personas.

Además de la muerte, las familias temen el reclutamiento de sus hijos. FundaRedes Amazonas señala que para el 15 de enero habían arribado a la población colombiana 989 personas.

De 100 personas reportadas el 13 de enero a 203 familias, casi mil personas, ascendió el pasado fin de semana el número de desplazados desde Puerto Páez, Apure, Venezuela, hacia Puerto Carreño, Vichada, Colombia.

De acuerdo con la ONG FundaRedes Apure, el desplazamiento del primer centenar de ciudadanos se produjo luego de que el frente Vásquez Castaño de la guerrilla colombiana Ejército de Liberación Nacional, ELN, efectuara un tiroteo en la comunidad rural El Burro, ubicada a 5 kilómetros de Puerto Páez, lo cual ocasionó terror en la población.

El desplazamiento por temor ha continuado. Para el 15 de enero habían arribado a la población colombiana de Puerto Carreño, frontera con Puerto Páez, Apure, 989 personas reportó el alcalde del municipio homónimo, Jair Beltrán.

Mediante video difundido en medios de comunicación de ese municipio, el burgomaestre colombiano detalló el número de familias y personas que han recibido en varias comunidades de su jurisdicción, procedentes de su vecino de enfrente, Pedro Camejo.

A la comunidad Aceitico llegaron 164 personas de 24 familias; a Murillo 127 de 33, a Venturosa 113 de 22 y al casco urbano de Puerto Carreño 585 de 124. En total son 989 personas de 203 familias.

¿Por qué el desplazamiento?

En la madrugada del 10 de enero, hombres armados del grupo guerrillero, ingresaron a la casa del comunicador social popular y coordinador municipal del Partido Comunista Venezolano, José Urbina y lo asesinaron.

Días antes Urbina había realizado fuertes denuncias en contra del comandante de la Guardia Nacional Bolivariana de Puerto Páez por detener con falsas acusaciones de Tancol (terroristas armados narcotraficantes colombianos) a más de 20 residentes de esa población en lugar de aprehender a los verdaderos irregulares.

Tras el asesinato de Brito y luego del traslado de un contingente militar a la zona para indagar sobre el suceso en una asamblea con la comunidad, el frente guerrillero atacó a tiros a la población de El Burro para amedrentarla, el día 12 en la noche.

Alerta en Amazonas

José Mejías, coordinador de FundaRedes Amazonas, alertó que la situación de violencia debido a la guerra de guerrillas que se ha desatado en las fronteras de Apure con Colombia, puede trasladarse hacia ese estado, debido a la cercanía. Amazonas es vecino de Apure y también hace frontera con el departamento de Vichada, Colombia.

Mejías, quien también es indigenista, advirtió que dentro de los desplazados de Apure hacia Vichada hay numerosas familias originarias. Exhortó a las autoridades a atender la situación.

Para conocer el número exacto de familias desplazadas desde Puerto Páez, parroquia Codazzi, municipio Pedro Camejo y determinar, incluso, si también de Amazonas habría desplazados hacia ese sector de Colombia, Mejías envió una solicitud formal de información a Nancy Mattar, defensora del Pueblo del Departamento de Vichada y aguarda respuesta.

Indicó el coordinador de FundaRedes, que hizo esta solicitud para validar los datos acerca de los desplazados ofrecidos por el alcalde de Puerto Carreño y descartar que, por razones políticas, se haya caído en imprecisiones.

Días ante, el 11 de enero, la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), había reportado más de 100 desplazados de las comunidades Amorúa y Sikuani de Pedro Camejo a Vichada, debido a las amenazas del ELN y las disidencias de las FARC.

La ONIC hizo una petición de ayuda a la comunidad internacional para atender y acompañar las labores humanitarias con el fin de garantizar la vida y la integridad de estas familias indígenas desplazadas.

Denunció la ONIC, que a su situación de precariedad se suman “amenazas contra sus vidas en sus territorios, el riesgo inminente de reclutamiento forzado de niñas y niños y la siembra de minas antipersonas por parte de las disidencias de las FARC”.

La frontera de Puerto Páez con Puerto Carreño queda a 200 kilómetros de San Fernando, la capital del estado Apure y a 600 kilómetros de la otra frontera de Apure con Arauca, sin embargo, la situación de violencia por parte de la guerrilla es la misma en ambos lindes fronterizos.

El pasado 16 de enero, 3 días después del ataque guerrillero en El Burro, que originó los desplazamientos, José Cabrera, secretario de Asuntos Fronterizos y Richard Donaire, secretario de Protección Social y Misiones de la Gobernación del estado Apure realizaron una jornada médica en la comunidad La Trinchera, municipio Pedro Camejo.

En la información publicada sobre la actividad, estas autoridades no hicieron mención a los desplazamientos. Tampoco lo ha hecho el gobernador Eduardo Piñate, ni las autoridades militares acantonadas en la zona.

Informaciones extraoficiales que por diferentes vías han llegado a Crónica.Uno, dan cuenta de dos días de toque de queda impuesto por el ELN en el municipio Pedro Camejo. Las fuentes indican que el grupo guerrillero tiene sitiada a la población de Puerto Páez.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img