sábado, 18 mayo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Al menos dos fallecidos por derrumbe de mina en El Callao

Hasta la tarde de este jueves continuaban las labores de búsqueda y rescate en la mina Isidora, en El Callao, por el derrumbe de una galería aurífera.

Hasta la tarde de este jueves 1 de junio se tuvo confirmación del rescate de dos cadáveres que quedaron tapiados por el derrumbe en una mina en El Callao, al sur del estado Bolívar, hecho ocurrido el pasado 30 de mayo.

De acuerdo con información oficial, las víctimas halladas en la mina Isidora fueron identificadas como Jesús Diaz, de 31 años; y Herinson Rojas, de 23 años.

En estas labores participó un primer grupo de rescate integrado por ocho funcionarios de Protección Civil y Control de Emergencia. En la segunda búsqueda, que continuó en horas de la tarde, también ingresaron ocho mineros artesanales.

En otro parte oficial, de fecha 31 de mayo, se informó sobre el rescate de tres sobrevivientes en el corredor vial Minerven Caratal-Sosa Méndez, en El Callao, adyacente a la mina Los Jubilados, sector La Tigra, donde se reportó sobre unas personas incomunicadas por el colapso de una boca de mina artesanal.

Las personas rescatadas fueron José Gregorio Pariaguán, de 27 años; un joven de 16 años; y José Cortés, de 20 años. El rescate se hizo bajo el trabajo de Protección Civil y Bomberos Municipales.

Afectaciones por lluvias

Mineros, funcionarios de Protección Civil, Bomberos y Control de Emergencias siguen en la búsqueda de otros ciudadanos que posiblemente continúen atrapados tras colapsar la galería aurífera, a consecuencia de las lluvias del pasado martes, que dejaron al menos 10 sectores afectados por la crecida del río Yuruari.

Los sectores perjudicados por las precipitaciones fueron Matapalo, Nacupay, Barrio Obrero, El Perú, La Chalana, El Banqueo, Guayabal, Mi Alegría, Sector Panamá y Villa Bienaventuranzas. Oficialmente se contabilizaron 450 familias afectadas por las fuertes lluvias registradas en El Callao y la crecida del río Yuruari, que horas después descendió en su nivel.