martes, 27 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Al menos 95 reclusos murieron en calabozos policiales durante primer semestre de 2021

Una Ventana a la Libertad señaló que registraron muertes por enfermedades como cirrosis, hemorragia pulmonar, amibiasis, VIH y otras tres defunciones de las cuales las autoridades no especificaron las causas. | TalCual

En el primer semestre de 2021 al menos 95 reclusos murieron en calabozos policiales ubicados en 21 estados de Venezuela, según el último informe de la ONG Una Ventana a la Libertad. El 75.76% de los decesos (72 muertes) se debieron a enfermedades.

La tuberculosis fue la principal causa de muerte, con más del 65% de los casos, en los centros de detención preventivos los primeros meses del año. El resto de las muertes por enfermedades se distribuye en cinco causas principales como el infarto, la desnutrición, enfermedades respiratorias; neumonía y síntomas relacionados a la COVID-19.

Una Ventana a la Libertad también señaló que registraron muertes por enfermedades como cirrosis, hemorragia pulmonar, amibiasis, VIH y otras tres defunciones de las cuales las autoridades no especificaron las causas.

La segunda causa de muerte entre reclusos, confirmada por los investigadores de Una Ventana a la Libertad, son los supuestos enfrentamientos entre funcionarios y reclusos fugados. Entre enero y junio, 15 fugados murieron en procedimientos de recaptura, mientras que se produjeron otros ocho decesos: 3 en riñas, 3 en abusos policiales  y 2 en motines.

Para finales del primer semestre de 2021, la ONG registró un total de 25.223 personas distribuidas en los calabozos policiales de 21 estados del país. Los hombres constituyeron el 92% (23.186) de los reclusos en estas sedes, y las mujeres detenidas el 8% (2.015).

El número de adolescentes detenidos en calabozos policiales fue de 22: 18 varones y cuatro hembras.

Una Ventana a la Libertad señaló que el cierre del primer semestre coincidió con la creación de una Comisión Especial para Reformar el Sistema Judicial de Venezuela, que debe enfocarse en resolver los problemas del retardo procesal y el hacinamiento de reclusos en los centros de detención.

“La comisión tendrá 60 días para el trabajo que le ha sido asignado y Una Ventana a la Libertad espera que, concluido el periodo, podamos ver una reducción significativa de hacinamiento en los centros de detención preventiva”, dijo la ONG. (Con información de nota de prensa)