miércoles, 24 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Siamesas nacidas en Ciudad Bolívar comparten el corazón e hígado

Está por determinarse si comparten otros órganos, mientras se espera la respuesta a la solicitud de ingreso realizada al Hospital Clínico Universitario de Caracas. | Foto cortesía Fundación La Mirada de Andrés

@mlclisanchez 

Este lunes se confirmó oficialmente que las siamesas unidas por el tórax Diosmary y Diosanna, nacidas en el Hospital Ruiz y Páez de Ciudad Bolívar el viernes 4 de junio, comparten el corazón por lo que es probable que no puedan ser separadas.

Las bebés esperan que se les realice una resonancia magnética y otros estudios para determinar qué otros órganos comparten. Aún están conectadas a oxígeno y está previsto que las tomografías y resonancia se realicen en la Policlínica Santa Ana, institución que ofreció su apoyo.

Así lo confirmó la doctora María Torrealba, del servicio de pediatría del centro asistencial y quien, aunque no está a cargo del caso médico, con su fundación ha canalizado apoyo económico y alimenticio para las bebés y su madre, Maricarmen Armas, de 20 años. Las recién nacidas y su madre provienen de Maripa, municipio Sucre, y son de bajos recursos.

Torrealba informó que las siamesas también comparten hígado y que el caso lo tomó el Instituto de Salud Pública (ISP). Sin embargo, las siamesas siguen requiriendo apoyo de la sociedad civil para alimentación y otros gastos.

La médico tratante, neonatóloga Ana Vásquez informó que continúan esperando respuesta a la solicitud de ingreso en el Hospital Clínico Universitario de Caracas.

La sobrevivencia de personas siamesas tiene un promedio de 25% y, hasta ahora, se desconocen las razones científicas de esta falla en la división celular de dos embriones. Esta condición no se debe a falta de control prenatal, ni desnutrición, ni otras condiciones preexistentes.

La unión por el tórax es una de las más comunes en estos casos. En octubre de 2020, dos bebés siamesas unidas también por el tórax que compartían corazón, murieron de un paro cardíaco en el Hospital Uyapar, en Ciudad Guayana.