domingo, 14 abril 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Restricción de combustible compromete capacidad de respuesta de Protección Civil en Gran Sabana

Los miembros de la cadena de protección ciudadana exigen la regularización del surtido de gasolina para ampliar su atención oportuna en situaciones de emergencias. | Foto cortesía

@mlclisanchez

Funcionarios de atención a emergencias en Gran Sabana denuncian un progresivo aumento de la restricción de combustible para unidades de traslado de urgencia en el militarizado municipio -uno de los más grandes del estado Bolívar-, lo que agrava la capacidad de respuesta a pacientes que requieren atención inmediata.

La situación es crítica porque en esta entidad hay solo dos ambulancias y tres motocicletas con las que Protección Civil intenta descongestionar la labor de los vehículos de urgencia. A veces deben solicitar apoyo de vehículos particulares.

 

Nuestra molestia es que no tenemos por qué necesitar salvoconducto si somos unidades de emergencia, estamos para dar respuesta (…) esto nos incapacita para la reacción ante emergencias”.

Exponen que funcionarios de la Guardia Nacional les exigen un salvoconducto para surtir combustible pese a ser personal de atención de situaciones críticas. Hoy, por ejemplo, la ambulancia de VEN 911 quedó inhabilitada por falta de combustible.

“O sea, que si hay un accidente no puedo ir a atenderlo… estos funcionarios no conocen la labor de quienes atendemos emergencias”, denunció un miembro del personal que prefirió resguardar su identidad.

Los funcionarios miembros de la cadena de protección ciudadana exigen un surtido de combustible constante para ampliar su capacidad de respuesta ante las emergencias, especialmente porque por la extensión del municipio no se dan abasto.

Reservas críticas

La unidad de emergencia de la comunidad indígena de Kavanayén y la ambulancia de VEN 911 tienen reservas críticas de combustible, en ocasiones en medio de un operativo deben hacer trasbordo entre unidades.

“Nuestra molestia es que no tenemos por qué necesitar salvoconducto si somos unidades de emergencia, estamos para dar respuesta (…) esto nos incapacita para la reacción ante emergencias”, agregó.

La Unidad de Emergencia de la comunidad indígena de Kavanayén y la ambulancia de VEN 911 tienen reservas críticas de combustible | Foto cortesía

Protección Civil Gran Sabana tiene el mismo problema. Así lo denunciaron tanto trabajadores del organismo como miembros de la comunidad de Santa Elena de Uairén. Y aunque recientemente se agravó la restricción del servicio de combustible, el problema con las unidades de emergencia data de hace más de dos años.

“En Protección Civil no tenemos ambulancias, pero prestamos el apoyo a las ambulancias con nuestras motos y tampoco nos quieren abastecer… nosotros somos un órgano de seguridad ciudadana que no deberíamos necesitar salvoconducto…”, manifestó en anonimato otro empleado de la institución.

El accionar de Protección Civil en este caso es trasladar personas que requieren atención médica siempre que no presenten politraumatismos. “Pero hay comunidades muy retiradas del sector que queremos ayudar, pero no podemos movernos al sitio”, lamentó el trabajador.

Los funcionarios aseguran que ni siquiera se les informó sobre cómo deben tramitar los salvoconductos.