viernes, 1 de julio de 2022

Pequeños productores de Pozo Verde exigen reparación de la vialidad

Los pobladores claman por una respuesta de las autoridades que permita normalizar el despacho de alimentos hacia Ciudad Guayana, la principal receptora del fruto de sus cosechas.| Foto William Urdaneta

Los pobladores claman por una respuesta de las autoridades que permita normalizar el despacho de alimentos hacia Ciudad Guayana, la principal receptora del fruto de sus cosechas.| Foto William Urdaneta

@g8che

Desde hace dos semanas y media el río Ure ha crecido de forma abismal y nunca vista por los pobladores de la parroquia Pozo Verde, en el municipio Caroní. Las afectaciones han destruido vías, viviendas y sus tierras productivas, el principal sustento de la mayoría de los habitantes.

Las zonas más bajas y cercanas a los puentes fueron las más afectadas: siembras de yuca, mandarina, batata, topocho, plátano, cebollín, tomate, lechosa y maíz fueron arrasadas por el río.

Un productor de Las Cocuizas, zona agropecuaria cercana a Mina Abajo en el municipio Caroní, perdió toda su cosecha luego de que el río se desbordara. El hombre quien es productor desde hace 25 años no recuerda algo igual.

El agua subió al menos a metro y medio de sus tierras y arrasó con alrededor de 20 animales entre gallinas y patos. “La corriente se los llevó”, expresó.

Estima a su vez que al menos dos hectáreas de pepino y berenjena se perdieron con la crecida. El afectado desconoce si se podrá recuperar de las inundaciones. “Solamente Dios sabe (…) porque nosotros no tenemos ayuda de nadie, con lo que podamos sobrevivir con eso vivimos”.

Se pierde ante limitantes de traslado

“La mayoría de la producción se está perdiendo”, lamentó Junior Zapata, habitante de Las Dos Ceibas. Dijo que además de que el agua ha ingresado a los terrenos, los productores cada vez se ven más afectados para sacar sus productos por las limitantes de transporte y los costos del pasaje.

El trasbordo tiene un precio por saco de un millón de bolívares que aumenta los costos de producción de los pequeños agricultores

Señaló que de 3 millones que pagaba por trasladar un saco o cesta de alimentos, en estos momentos debe pagar alrededor de 10 millones de bolívares, un monto alto e inaccesible para los productores y pobladores de la zona.

Además de las perdidas en los terrenos, a orillas de carretera han quedado rubros que han sufrido golpes durante los trasbordos y quedan inservibles para la venta. “A un señor se le cayó un saco de batata pasándolo por la cuerda, porque el río estaba crecido y eso se perdió”, indicó.

Zapata dijo que necesitan atención urgente y las autoridades deben responder por las 12 comunidades que se ven afectadas y que abastecen de alimentos a Ciudad Guayana. “Aquí han venido instituciones tras instituciones, pero solo es foto, necesitamos una respuesta clara”.

El pequeño productor Eduard Márquez se trasladaba desde el sector Palo Mocho caminando hasta Mina el Centro, donde tiene su pequeño terreno. Tuvo que cruzar la parte baja del puente caminando y emprender un trayecto de alrededor de cinco kilómetros para llegar a su centro de producción.

La ruptura del puente ha minimizado la cantidad de transporte y ha aumentado la cantidad de personas que ahora reciben dinero, porque forman parte del engorroso traslado hasta San Félix.

Relata que en estos momentos debe pagar por bulto, 3 millones de bolívares para llegar al puente caído en Sierra Caroní, otro millón para cruzar el cargamento por una de las poleas y 4 millones más para llegar hasta los mercados. “Ya hay vendedores que no quieren comprar nada, porque lo que tienes que pagar aquí es mucho gasto”.

Exigen atención

El transportista, Carlos López, señaló que desde hace 10 años la vía estaba mal y que desde hace un mes la situación empeoró. A principios de agosto apenas había espacio para que un solo vehículo pasara, hasta que las lluvias terminaron de destruir lo que quedaba de la carretera.

“Bajábamos la carga, pasábamos vacíos y luego volvíamos a montar la carga, era muy riesgoso, la segunda vaguada sí nos dejó en las tablas, hasta ahorita”, dijo.

Alertó que hay otras partes de la carretera que se han derrumbado y que la vía se está convirtiendo en una guillotina, tanto para el transporte que saca alimentos como para el traslado de personas. “La estamos pasando muy mal”, expresó.

Asimismo, instó a las autoridades a responder a las penurias de los productores y reparar la vialidad. “Esto es una emergencia. Si zona productiva hay en la parroquia Pozo Verde, es Mina Abajo”, cuestionó.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img