martes, 21 mayo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Mineros en Roscio denuncian amenazas tras reclamos por derecho al trabajo y garantía de inversiones

Alrededor de 900 mineros de la mina La Gran Bendición de Dios, en el municipio Roscio, denunciaron la imposición de medidas que les impiden laboral en minería, además de amenazas por parte de la autoridad municipal.

Desde la semana pasada trabajadores de la mina La Gran Bendición de Dios exigen una reunión con el alcalde del municipio Roscio, Wuihelm Torrellas, a quien denuncian por incumplir promesas y de amenazarlos y amedrentarlos tras los reclamos protagonizados por 900 mineros que hacen vida en la zona.

“La mina La Gran bendición de Dios se ha convertido en un problema para muchas personas que creyeron en la palabra del alcalde Wuihelm Torrellas el 9 de diciembre, cuando él nos dijo que no hiciéramos minas para comida para hoy y hambre para mañana, y que trabajemos para una mina de futuro. Eso hicimos, invertimos en la construcción de una mina y día tras días se hacían nuevas reglas y leyes que llevaron al límite al pueblo minero”, relató un minero.

Los trabajadores de dicha mina reclaman su derecho al trabajo y que se garanticen sus inversiones, ya que sostienen que todos están apegados a la ley.

Entre las irregularidades que se estarían cometiendo, y que impiden continuar con el trabajo minero, mencionan: sobreprecio de explosivos, abuso a la pequeña minería, cierre injustificado de verticales, abuso de poder por parte del personal técnico y gerencial de la mina, cobro excesivo de porcentajes al minero sin garantía de servicios, imposición de cuadrillas de la empresa cuando el minero consigue buen material.

También denuncian la negativa de apoyo con el equipo de la empresa “aun cuando cobran al minero todo lo que necesita para funcionar”, irrespeto a los convenios, sobreprecios en todos los insumos que les cobran, y “pérdida de tiempo, paralización de mina, falta de producción, carnetización, maltratos”.

“Queremos trabajar, avanzar, garantizar nuestra inversión porque somos mineros con experiencia que exigimos nuestro derecho al trabajo digno sin abuso de poder”, reiteró uno de los denunciantes.

Los mineros tienen prohibido el ingreso al área. De momento no hay trabajo hasta que logren reunirse con el burgomaestre.

Hasta ahora, el alcalde de Roscio tampoco se ha pronunciado por los reclamos y denuncias que hacen los mineros.