martes, 26 de septiembre de 2023

Mineros denuncian en Tumeremo que una empresa desconocida intenta desalojarlos a la fuerza

Pequeños mineros de la mina El Cacho San Isidro, en Tumeremo, protestaron este viernes luego de no permitírseles el ingreso a la zona donde laboran desde hace varios años.

Pequeños mineros de la mina El Cacho San Isidro, en Tumeremo, protestaron este viernes luego de no permitírseles el ingreso a la zona donde laboran desde hace varios años.

A Tumeremo, municipio Sifontes, llegó una empresa a instalarse en la mina El Cacho San Isidro. Hasta ahora no se conocen detalles sobre esta, ni siquiera su nombre. Los habitantes y mineros que hacían vida allí solo tienen conocimiento de su llegada hace unos seis meses y que el Gobierno le entregó esa zona minera.

La mañana de este viernes, quienes hacían vida laboral en dicha mina protestaron con el cierre de la troncal 10, a la altura de la terminal terrestre de Tumeremo, luego de que el Grupo de Protección del Arco Minero del Orinoco (Gpamo) les impidiera el acceso a la mina El Cacho San Isidro.

“Fuimos desalojados brutalmente por una fulana empresa que se encuentra en la mina. Tenemos seis meses siendo atropellados desde que llegó la empresa al Cacho”, dijo una de las manifestantes en un video que se difundió por redes sociales.

Los mineros exigen que el desalojo sea hacia la compañía, ya que aseguran que esta “no tiene ninguna función ni beneficio para el pueblo sino atropellar al minero y todos los beneficios que nosotros teníamos”.

El exalcalde del municipio Sifontes, Carlos Chancellor, recordó que la mina El Cacho San Isidro “fue descubierta hace aproximadamente 20 años por un grupo de mineros bateros de Tumeremo. Desde hace un tiempo para acá, la minería de pequeña escala viene trabajando con sus bateas y han instalado molinos en la zona para desarrollar actividades de minería. Es la mina de Tumeremo, es la mina del pueblo”.

“Ahora viene el Gobierno nacional, con una serie de excusas, a entregarle esta zona a una empresa que se desconoce totalmente. Hizo acto de presencia, se apoderó de la mina, extrajo las arenas y de una forma violenta intentan desalojarlos”, agregó Chancellor.

Inicialmente eran 483 personas las que trabajaban en la mina El Cacho, ahora quedan 224 mineros. “Si no desalojamos, nos van a sacar a la fuerza”, denunciaron los mineros.

Desde hace más de cinco años, las protestas de mineros en Tumeremo se centran principalmente por el impedimento de su ingreso a una mina, traduciéndose en desalojos por parte de fuerzas militares. Algunos ingresan por trochas, exponiéndose a una detención o una ejecución.

La mayoría sostiene tener la permisología de parte de la Corporación Venezolana de Minería (CVM) y pagar sus impuestos. Sin embargo, la actividad aurífera sigue siendo un riesgo para el pequeño minero que en otras oportunidades han denunciado que el Gobierno intenta limpiar zonas mineras para entregarlas a trasnacionales.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img