viernes, 1 marzo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Líder indígena asesinado en Amazonas ya había denunciado la presencia de grupos armados

Olnar Ortiz confirmó que el integrante de la Guardia Territorial Indígena del pueblo Uwottüja en la región de Sipapo, asesinado el 30 de junio en Puerto Ayacucho, había denunciado tiempo atrás “la presencia de grupos armados en la zona”.

Radio Fe y Alegría Noticias conversó el 5 de julio con el abogado Olnar Ortiz a propósito de dos situaciones que siguen afectando a los pueblos indígenas de Amazonas. Una tiene que ver con el asesinato del líder indígena Virgilio Trujillo. La otra referente al caso del testigo clave de lo ocurrido en marzo en Parima B.

A través de Punto y Seguimos, la nueva radio revista meridiana informativa, Ortiz confirmó que el integrante de la Guardia Territorial Indígena del pueblo Uwottüja en la región de Sipapo, asesinado el 30 de junio en Puerto Ayacucho, había denunciado tiempo atrás “la presencia de grupos armados en la zona”.

Ratificó que varias organizaciones sociales, entre ellas Oipus, a la cual pertenecía, habían solicitado medidas de protección al Ministerio Público “y que nunca fueron acordadas”.

El también activista de Foro Penal informó que pese a esta inacción pública preventiva “en este caso el Ministerio Público designó a unos fiscales especiales para las investigaciones”.

También confirmó que el relator especial de Pueblos Indígenas de la ONU, Francisco Calle, ya interpuso la denuncia de este crimen en las diferentes instancias internacionales.

Situación del testigo clave de Parima B

En relación a la situación actual del joven Borges Sifontes, testigo clave de la masacre de Parima B, ocurrida el 20 de marzo de este año, el defensor aclaró que antes de que su madre pudiera viajar a Caracas para verlo “recibió una amenaza por parte del jefe del Plan Salud Yanomami en Amazonas”.

Ortiz detalló que Rodolfo Luna “le decía que no tenía que salir conmigo y si lo hacía iba a ir presa junto conmigo. En primer lugar la escondió y luego de que yo denuncié que eso era una retención arbitraria tuvo que dejarla salir”.

Luego de este impase “Cenoya pudo ver a su hijo, luego de 99 días. Solo pudo entrar con un traductor, quien también es familiar de Sifontes. A mí no me dejaron pasar. Tuvimos que esperar casi 9 horas para que ella apenas tuviera menos de 30 minutos y custodiada por militares del Hospital Carlos Arvelo”.

Admitió que esa visita fue bastante tensa “ya que (las autoridades) decían que el joven era una persona detenida y yo lo peleé porque él es un paciente y no tenía por qué tener medidas restrictivas”.

Borges Sifontes salió herido por arma de fuego en el suceso en el cual 4 yanomamis fueron asesinados por efectivos de la aviación militar en Parima B.

Luego de estar varios días recluido en el Hospital José Gregorio Hernández de Puerto Ayacucho fue trasladado “el 3 de abril de manera arbitraria” al hospital militar de Caracas. Sin embargo, aún no ha sido intervenido quirúrgicamente.

El dato

Olnar Ortiz participa en un encuentro internacional del Mecanismo de Expertos para pueblos indígenas de la ONU. Reveló que en sus dos intervenciones, representando a Venezuela, “muchas de las situaciones que ocurren en nuestros territorios (indígenas) no son denunciadas por temor, por intimidación, por hostigamiento, por asesinatos, tanto por las Fuerzas Armadas como por grupos irregulares”.

El activista también denunciaría en este foro la violencia de la cual son víctimas también las mujeres indígenas en todo el país, incluyendo algunos femicidios.