sábado, 24 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Legisladores, concejales y sociedad civil piden declarar emergencia ante el colapso vial en Bolívar

Las caídas de puentes y colapsos de diferentes vialidades en el estado Bolívar no son solo una consecuencia de las lluvias de los últimos meses, sino que se suman años de desatención gubernamental.

En los últimos meses las fuertes lluvias registradas en el estado Bolívar sólo terminaron por agravar las consecuencias de años de abandono y falta de mantenimiento preventivo y correctivo a la vialidad de la entidad, mientras que sobre el destino de los recursos invertidos y ejecutados para reparaciones lo que predomina es la opacidad y resultados pocos favorables.

Un día después de derrumbarse el puente Primero de Mayo, en Ciudad Bolívar, exactamente tres meses después de rehabilitarlo e invertir alrededor de 100 mil dólares, también se reportó la caída de un tramo del puente Guacamayo, a la altura del sector La Esmeralda en el municipio Sucre.

El concejal del municipio Sucre, Deisner Orta, señaló que aunque al día siguiente comenzaron con los trabajos de reparación, el puente tenía más de 30 años sin mantenimiento alguno.

“Este gobierno nunca le hizo mantenimiento a ninguno de esos puentes, y eso que tienen 22 años en el poder. Estos le echan la culpa a la administración pasada, y así se la pasan. No asumen su responsabilidad. Este puente que se cayó comunica con muchas zonas, desde Los Pijiguaos, Caicara del Orinoco, Santa Rosalía”, detalló.

Orta recordó las condiciones en que está la troncal 19, importante vialidad del estado.

“La propia troncal 19 está en total abandono por parte del gobierno regional y municipal. Para hacer fiestas y ferias sí tienen recursos, pero para el mantenimiento de la carretera no hay”, cuestionó el edil.

Emergencia vial

Tanto concejales como legisladores de oposición, y la misma sociedad civil, insisten en que se declare la emergencia vial en el estado Bolívar, en vista de los más de 10 derrumbes y colapsos de puentes, carreteras y alcantarillado que ponen en peligro a los transeúntes.

El fin de semana también se reportó el hundimiento de una alcantarilla a un kilómetro del Distribuidor Marhuanta, en Ciudad Bolívar. El diputado del Consejo Legislativo del estado Bolívar, Héctor Barrios, recordó que meses antes había ocasionado accidentes de tránsito y ahora se fracturó totalmente en el canal norte.

Estos se suman a la caída del puente Los Aceiticos, en Ciudad Bolívar, el colapso vial en la troncal 16, el hundimiento de una alcantarilla en el sector Las Bonitas del municipio Cedeño, y la caída del puente de Curaima en el municipio Padre Chien. Para este último los habitantes construyeron un puente de madera, ya que después de más de 40 días incomunicados no recibieron atención gubernamental. Reportan que las vías alternas están también intransitables. En San Martín de Turumbán, municipio Sifontes, también aplicaron la de hacer un puente de guerra improvisado para el paso de vehículos.

La autopista Villa Lola-El Palmar también quedó intransitable en un tramo de la vía por donde circulan principalmente vehículos de carga pesada. El municipio de El Callao tampoco escapa al caos de la vialidad. El alcalde Coromoto Lugo dijo recientemente que reparar la vialidad requiere de 1.200 toneladas de asfalto, lo que equivale a una inversión aproximada de 1.500.000 dólares.

Inversión

Hasta agosto, el CLEB aprobó Bs. 490.000,00 (más de 97 mil dólares a la tasa BCV del día en que se aprobaron) para la reparación de la vialidad en la entidad, específicamente en la troncal 10, vía internacional que comunica con Brasil y donde diariamente reportan daños de vehículos por el estado de esta carretera. Allí se estima que hay alrededor de 60 alcantarillas que requieren de reparación o sustitución.

El 4 de octubre, el CLEB aprobó otro crédito adicional por Bs. 222.858,32 al Servicio Autónomo de Administración del estado Bolívar, para darle continuidad al plan de sistematización de peajes y mantenimiento de autopistas, informó la diputada Zaida Vahlis.

En el caso del recién caído puente en Ciudad Bolívar fueron dos créditos que suman unos 100 mil dólares. En ninguna de estas inversiones existe transparencia sobre el manejo de estos recursos.