viernes, 12 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Gremios empresariales de Bolívar piden a autoridades retomar mesas técnicas para ajustar tarifas de aseo urbano

Han pasado dos semanas desde que se instalaron las mesas de discusión. Los gremios insisten en que deben darse soluciones rápidas y oportunas para evitar acumular más deudas a empresarios de la ciudad.  

Fedecámaras Bolívar y sus cámaras afiliadas solicitan a las autoridades locales reactivar las mesas técnicas para reducir las tarifas de aseo urbano. El planteamiento nace luego de la instalación de la mesa el 16 de marzo y tras nulos encuentros después de dos semanas de la primera reunión.

El presidente de la Cámara de la Construcción del estado Bolívar y miembro del Comité Técnico de Fedecámaras Bolívar, Oscar Gómez, indicó que es necesario retomar las mesas técnicas lo antes posible para buscar alternativas que permitan reducir la tarifa de aseo urbano.

Recordó que finalizó marzo y es otro mes que los empresarios acumulan altas facturas que no pueden pagar, por la escasa operatividad que tienen las compañías en el municipio.

Asimismo recordó que los anuncios realizados por la municipalidad sobre descuentos para sectores específicos, exoneración de multas por impagos de tributos y el desbloqueo del portal fiscal no se ha cumplido.

Gómez mencionó que al menos cinco empresarios del sector industrial han intentado optar por descuentos del 70%, como fueron anunciados por la Alcaldía, pero que al llegar a la oficina de la empresa de recolección el personal de atención al cliente les informa que no hay tal reducción para ese sector.

Método por capacidad contributiva 

La Comisión Técnica de Fedecámaras Bolívar para tratar las tarifas de aseo urbano considera que el modelo más viable para cobrar el servicio es el basado en capacidad contributiva de las empresas y sectores residenciales.

“Realizamos una evaluación de la Ley Integral de la Basura, de la ordenanza de la basura y el Decreto 008-2022. Determinamos que podemos hacer reformas a la ordenanza con un modelo de capacidad contributiva, que las empresas paguen de acuerdo a sus obligaciones tributarias”, indicó Gómez.

Resalta que para fijar una tarifa hay que considerar tres aspectos: La operatividad de las empresas en el municipio, una distribución porcentual del costo del servicio de aseo y el cobro de un relleno sanitario que no está acondicionado a lo establecido en ley.

Desde la federación se estima que 70% de la economía del municipio depende de instituciones públicas, por lo que la capacidad de compra de los ciudadanos guayaneses no es alta y eso termina mermando la demanda y los ingresos de las empresas para el pago de servicios como el de aseo.

Según Gómez hay comerios que están activas, pero no operando al total de su capacidad, otras están con un trabajo intermitente y otras completamente inactivas. “Se debe hacer una clasificación de empresas y asignarle una tarifa adecuada a su capacidad contributiva”, añadió.

Gómez señaló que, de acuerdo a estimaciones e información suministrada por la empresa recolectora de basura, por el servicio deben recaudar un aproximado de 800 mil dólares mensuales.

“Se podrían manejar tarifas de 0,2 petros (12 dólares) a un máximo de 4 petros (240 dólares) y distribuirlo de forma porcentual dependiendo de la capacidad contributiva. Se cumpliría con el compromiso de pago de manera satisfactoria y sin traumas”, calculó.

Gómez señaló que el 60% del monto que arroje la estructura de costos puede ser pagadas a las empresas privadas del municipio, 20% por los sectores residenciales y el restante pagado por la municipalidad por el mantenimiento y limpieza de áreas públicas y sectores populares vulnerables.

Para lograr un éxito en el planteamiento, el miembro del comité técnico subrayó que es fundamental que en las mesas de trabajo se presente la estructura de costo verdadera y comprobable, para trabajar de acuerdo a base reales.

Economía circular 

Gómez sostiene que para reducir costos por recolección de desechos, el sector empresarial podría pagar una tasa de contribución ambiental para que Supraguayana gestione, controle y promocione la economía circular con la idea de que los residuos y desechos vayan siendo minimizados.

La economía circular es un modelo de producción y consumo que garantiza un crecimiento sostenible en el tiempo. Implica reutilizar, reparar, renovar y reciclar materiales y productos existentes todas las veces que sea posible con la idea de tener un trato más amigable con el ambiente.

Esto llevaría a que la empresa recolectora reduzca su inversión en lo asociado a la recolección de desechos sólidos en el municipio. “Contamos con empresas que estarían dispuestas a trabajar en el sistema de economía circular”, apuntó Gómez.

El representante del comité indicó que el proyecto de economía circular es viable y ya hay lugares donde se han aplicado con éxito, por lo que podría ser replicado en todo el municipio.