miércoles, 21 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Fuertes lluvias afectan siembras en Delta Amacuro

En Agua Negra se cosechan cada año toneladas de patilla, auyamas y yuca, con las que se abastece al mercado local y varios camiones cargados se envían hasta Ciudad Guayana y Maturín.

Las recientes vaguadas que se han registrado en Tucupita han generado preocupación. Productores podrían sufrir las pérdidas de sus sembradíos.

Un habitante de Agua Negra, comunidad que está ubicada en la carretera nacional, reveló que los agricultores pueden perder todos los cultivos de ciclo corto que pudieron sembrar a inicios del verano del 2022, por las inesperadas precipitaciones. Las esperanzas de cosechar sus propios alimentos están desapareciendo.

Las patillas y las auyamas son algunos de los principales cultivos que pueden desaparecer por las prolongadas lluvias que siguen registrándose en Tucupita, capital del estado Delta Amacuro.

En Agua Negra se cosecha cada año varias toneladas de patilla, auyamas y yuca. Abastece el mercado local y varios camiones cargados son enviados hasta Ciudad Guayana y Maturín.

No obstante, el cambio climático que se evidencia pone en peligro todos estos cultivos. La preocupación de los agricultores incrementa conforme la crisis venezolana no avizora una segura recuperación.

Otro de los problemas causados por las fuertes lluvias ha sido el desbordamiento de las redes de aguas servidas entre los sectores de Los Cocos y Santa Cruz, al menos así lo aseguraron dos ciudadanos que viven en estas comunidades.

Petra Lista, una abuela que vive en la comunidad de Los Cocos, señaló que a raíz de las fuertes lluvias, las cañerías de las aguas servidas se han desbordado. Asegura que por los momentos no hay grandes inundaciones. Sin embargo, advirtió que hay viviendas que se deterioran más por las vaguadas.

Otro ciudadano que se identificó como Pedro Jesús, y que reside en el sector Santa Cruz, informó que el colapso de las alcantarillas es la principal consecuencia de las precipitaciones.

En este caso, hay hogares que terminan anegados porque las cañerías están tapadas. Es un problema que persiste desde hace cinco años aproximadamente.